Is our smartphone addiction damaging our children? | Rowan Davies | Opinion | The Guardian

Research has found a link between ‘technoference’ and poor child behaviour. The need for light relief is very human, but perhaps we can find a happier balance

Fuente: Is our smartphone addiction damaging our children? | Rowan Davies | Opinion | The Guardian


Las citas en línea son buenas para los hombres, pero no tanto para las mujeres – El Mostrador

Básicamente, las necesidades de las personas que buscan pareja en línea están más cubiertas para los hombres que para las mujeres, lo cual juega a favor de ellos. Para nosotras, es más difícil usar esas habilidades evolutivas a través de una app que para ellos.

Fuente: Las citas en línea son buenas para los hombres, pero no tanto para las mujeres – El Mostrador


Why a digital detox is bad for us | Ruth Whippman | Life and style | The Guardian

Negative emotions and anxiety exist for a reason. The rancid sense of rising terror that we often feel in response to the current news cycle is a crucial early-warning system that things are indeed not right. Rather than trying to ignore and appease those feelings of anxiety by disengaging, we should be listening to what they are telling us. We need to be more vigilant, not less.

Fuente: Why a digital detox is bad for us | Ruth Whippman | Life and style | The Guardian


Un ‘atlas’ mundial de los emoticonos más usados crea y destruye tópicos | Tecnología | EL PAÍS

Un ‘atlas’ mundial de los emoticonos más usados crea y destruye tópicos | Tecnología | EL PAÍS.


Un estudio analiza 1.000 millones de mensajes en 16 idiomas para conocer qué iconos se usan más

Se han escudriñado más de 1.000 millones de mensajes de móviles en 16 idiomas, a la caza de más de 800 emoticonos. Los resultados no convencerán a los antropólogos sesudos, pero arrojan conclusiones perfectas para aderezar las charlas de cualquier adicto a los datos triviales y los estereotipos.

Con los gestos felices se llevan la palma quienes hablan turco, ruso y vietnamita. Los que menos los usan hablan francés

La responsable del estudio es la empresa londinense SwiftKey, que desarrolla una aplicación de texto para predecir las palabras que más emplea cada usuario en Gmail, Facebook, Twitter y Evernote, y facilitar así la escritura de mensajes. Se analizaron los emitidos desde octubre de 2014 hasta el pasado mes de enero. En el caso del español, la compañía ha distinguido los mensajes escritos en el español de España, el de los países hispanoamericanos y el de Estados Unidos.

Los datos se presentan desagregados emoticono a emoticono y también agrupados en 61 familias que, según la compañía, expresan un tipo de emoción similar o se refieren a un tema común.

Así, si se trata del uso de los iconos vinculados con los gestos felices, se llevan la palma quienes hablan turco, ruso y vietnamita. Los que menos los usan hablan francés, y curiosamente tampoco parecen dados a incluir gestos tristes (los forofos del lloriqueo y la tristeza se encuentran entre los hispanos de EE UU, los vietnamitas y los hispanoamericanos). Y no es que los francohablantes no se muestren expresivos, sino que parecen reservarse para mostrar puro amor: en el uso de los corazones ganan con creces al resto de países.


Smartphones are addictive and should carry health warning, say academics | Technology | The Guardian

Smartphones are addictive and should carry health warning, say academics | Technology | The Guardian.

 

Using smartphones makes people narcissistic, a university study has found.Using smartphones makes people narcissistic, a university study has found. Photograph: WestEnd61/Rex

Smartphones are psychologically addictive, encourage narcissistic tendencies and should come with a health warning, researchers have said.

A study by the University of Derby and published in the International Journal of Cyber Behaviour, Psychology and Learning found that 13% of participants in the study were addicted, with the average user spending 3.6 hours per day on their device.

The majority of participants said their smartphone use caused distraction from many aspects of their lives, including employment, hobbies and studies.

Co-author Dr Zaheer Hussain, from the University of Derby’s psychology department, said he was not suggesting the harmful effects were on a par with cigarettes or alcohol but that nevertheless the devices should carry a health warning.

“People need to know the potential addictive properties of new technologies,” he said. “It [the warning] could be before they purchase them or before they download an app. If you’re downloading a game such as Candy Crush or Flappy Bird there could be a warning saying that you could end up playing this for hours and you have other responsibilities [that could be neglected].”

The study examined the responses of a self-selected sample of 256 smartphone users who were asked about how they used their device as well as questions intended to establish their personality traits.

Social networking sites were the most popularly used apps (87%), followed by instant messaging apps (52%) and then news apps (51%).


La edad del pavo, en digital – El Huffington Post

La edad del pavo, en digital – El Huffington Post.


La generación menor de 15 años es la primera que inicia la adolescencia con móvil propio

Los padres, desorientados ante la poderosa atracción de sus niños por las redes sociales

Sara, Sauditu, Hugo, Isa y Kacper muestran sus móviles. / SANTI BURGOS

Sara, de 13 años, está de morros con sus padres. Se siente víctima de una injusticia. A pesar de sus buenas notas, han decidido confiscarle el móvil a las 11 de la noche, después de pillarla whatsappeando en la cama de madrugada. Al principio, protestó, clamó, chantajeó. Ahora, es ella la que le tira muy digna el teléfono a su madre, autora de este reportaje, antes de anunciar, cual rea rumbo al patíbulo, que se va a la cama. Sara era, dice su madre, “un bebé adorable”. Una niña risueña, cariñosa y siempre dispuesta a todo. Hasta que, súbitamente, mutó en la chica “contestona, indolente y alérgica a las efusiones” que describen hoy sus progenitores. Una adolescente de libro.

Sara está en plena eclosión hormonal. “Tengo un pavazo que no me tengo”, admite, entre ofendida y orgullosa. Nada que no pasara en su día su hermana Irene, hoy casi una adulta oficial a sus 17 años y medio. La diferencia es que, mientras Irene cruzó la delicada frontera entre niñez y adolescencia acompañada del ordenador situado en el salón de la casa, Sara lo está haciedo con el mundo, su mundo, incrustado las 24 horas en la palma de su mano en la pantalla de su teléfono móvil.

Irene, siendo nativa digital, ha tenido que migrar del PC al móvil. Sara, es nativa movildigital pura. La edad del pavo siempre fue difícil, pero el nuevo pavo digital tiene desorientados a muchos progenitores que, como los de Sara, compraron el móvil a sus niñospara tenerlos más controlados, y han terminado con sus hijos localizados, sí, pero abducidos por una pantalla en la que no saben muy bien qué hacen ni con quién.


Losing your smartphone: the five stages of grief | Dean Burnett | Science | The Guardian

Losing your smartphone: the five stages of grief | Dean Burnett | Science | The Guardian.

Given how indispensable a modern smartphone can be for someone who spends a great deal of time online, could losing or breaking one produce a psychological reaction that is essentially a form of grief?

Pile of smartphones HTC
 Is your smartphone as disposable as you might think? Photograph: RayArt Graphics / Alamy/Alamy

In the past, I’ve often scoffed at people who seem to live entirely through their smartphone. I have openly mocked the people who queue through the night to get the latest versions. I have smugly rolled my eyes at people who constantly check their phones for updates and alerts in social situations. I have expressed frustration about people who can’t seem to do anything in any context without taking and posting a picture of themselves doing it. I have enthusiastically agreed with people berating those who obsessively film any live event they’re at, rather than watching the damn thing. I am one of those people who sees his phone as a useful device, nothing more.

Or so I thought.

Yesterday, my phone broke. One second it was working (I’d just used it to take a photo of a particularly undesirable apple), and the next it was just … gone. There was a very slender fracture in the screen, but that’s all it took to render the whole thing unusable. It was a newer model that I’d only had for three months, and now it had been snatched away by cruel fate.


Hiperconectividad, la nueva forma de relacionarnos | SITIOCERO

Hiperconectividad, la nueva forma de relacionarnos | SITIOCERO.

Carolina Cádiz Publicado: 26 mayo, 2014

Hace mucho que se habla de la revolución digital y de hiperconectividad, pero hace poco tiempo que esto ha evidenciado un cambio generacional importante que traspasa la red y se extiende a todos los ámbitos sociales. Nuevas formas de relacionarnos, de convivir e informarnos han ido cambiando nuestra manera de ver el mundo y las conexiones con el resto de la humanidad. No sólo estamos disponibles instantáneamente a través de nuestros celulares, ahora también podemos informarnos de lo que pasa en el mundo en el momento en que sucede, esto nos hace parte de un espacio social sin fronteras.

Chile está número 23 en el ranking con mayor cantidad de nativos digitales a nivel mundial, siendo un 16,8% de la población joven (entre 15 y 24 años de edad). Según la Subtel, la penetración de internet entre los chilenos supera el 44%, es decir 3 de cada 5 hogares cuenta con conexión, y casi el 81% de la navegación móvil proviene de smartphones, esto ha ido aumentando considerablemente el último año, y es algo que está trayendo consecuencias importantes en la forma de relacionarnos, no es raro ver familias conectadas a través del chat grupal de whatsapp, o de conocer cada detalle de la vida de alguien que no vemos hace años por todo lo que publica en internet, tampoco es extraño escuchar de quiebres matrimoniales por culpa de las redes sociales, y de encuentros con amigos que dejamos de ver hace años, es el poder de la conectividad ilimitada, y de la sobreexposición a la información.

Con la llegada de los blogs, y las redes sociales, y su fuerte incremento durante los últimos ocho años, el espacio comunicacional se abrió al mundo, y hoy son los medios de influencia más importantes para el segmento de nativos digitales, mucho más que los medios tradicionales quienes han perdido credibilidad y aceptación debido a sus líneas editoriales y la dificultad de comprender las necesidades de la hiperconectividad. Todo lo que vemos en la pantalla es parte de la realidad a la que estamos expuestos a diario, y volcamos lo que queremos ser en identidades digitales en búsqueda de aceptación. Es cuando me hago la pregunta: ¿Por qué si el acceso a internet nos da una perspectiva mucho más amplia de lo que es el mundo, nos está volviendo seres individualistas, y con poca reflexión compasiva?


Las aplicaciones móviles que más uso #miPantallaPrincipal >> Aplilandia >> Blogs EL PAÍS

Las aplicaciones móviles que más uso #miPantallaPrincipal >> Aplilandia >> Blogs EL PAÍS.

Por: Clara Ávila Cantos | 20 de marzo de 2014

Resulta evidente que tenemos tendencia a colocar en la pantalla principal de nuestro smartphone, aquellas aplicaciones móviles que más usamos. No estoy hablando de las mejores, de las más originales, estoy hablando de las que realmente abres todos los días, esas que si las tuvieras en una pantalla que no fuera la principal, te pasarías el día entero buscando.

Estoy segura que si comparamos 10 móviles de distintas personas que trabajan en cosas que no están relacionadas, con intereses que no tienen nada que ver, seguro que encontramos pocas aplicaciones en común. Por eso quiero proponeros un juego, vamos a “cotillear” las pantallas principales de los smartphones de distintas personas. Voy a empezar por la mía a modo de conejillo de indias. De las 99 aplicaciones que tengo instaladas, las que se encuentran en mi pantalla principal son estas 36.

 


¿Buscas pareja? Conoce las aplicaciones para tener citas que cada día captan más adherentes – BioBioChile

¿Buscas pareja? Conoce las aplicaciones para tener citas que cada día captan más adherentes – BioBioChile.

Publicado por Alejandra Jara

Para conocer chicas, Leland, un estudiante estadounidense de 20 años, recurrió a “Tinder”, una nueva aplicación de teléfonos móviles que le permitió contactar a más de 400 mujeres en más de un año, aunque solo conoció a dos, y con una todo resultó “incómodo”.

“Probé esta aplicación para romper el hielo y como herramienta de seducción, en ese aspecto era bastante divertido”, contó Leland, un universitario que pidió no ser identificado.

Como el estudiante, cada vez más personas en Estados Unidos usan aplicaciones para conseguir citas amorosas, una tendencia en aumento dado el creciente protagonismo de los teléfonos móviles para organizar la vida cotidiana.

“La gente dedica mucho tiempo a ver sus e-mails o Facebook; es lo primero que hace cuando se levanta, de modo que se comprende perfectamente que busquen amigos o (traten de conseguir) citas con estas aplicaciones”, dijo a la AFP Julie Spira, autora de un libro y un blog sobre las ciber-citas.


El ‘smartphone’ nos hace compradores compulsivos | Tecnología | EL PAÍS

El ‘smartphone’ nos hace compradores compulsivos | Tecnología | EL PAÍS.


El auge de los ‘smartphones’ sigue resistiendo a la crisis. / JAVIER LIZÓN (EFE)

Enviar a LinkedIn1
Enviar a TuentiEnviar a MenéameEnviar a Eskup

EnviarImprimirGuardar

La crisis no está haciendo mella en las ventas de los smartphones. La presencia de los móviles que permiten el acceso rápido por Internet sigue creciendo y su uso se ha generalizado tanto que 19 millones de españoles viven conectados a través del móvil y lo consultan unas 150 veces al día, muchas de esas veces en tiempos muertos mientras esperan el autobús, hacen cola para comprar el pan o viajan en metro.

Esta es una de las conclusiones del último informe sobre la Sociedad de la información en España que anualmente elabora la Fundación Telefónica y que pone de manifiesto dos nuevas realidades: lossmartphones están impulsando las compras compulsivas y la televisión es el medio para acceder a Internet que más creció el año pasado. En cifras absolutas casi 25 millones de españoles acceden a Internet, 700.000 más que en 2012.

Llevar al móvil a todas partes y poder consultarlo todo en cualquier lugar ha hecho que el llamado efecto ya, o más bien dicho quiero tenerlo ya, gane importancia. Usar el smartphone para comprar por Internet ha crecido un 30,2%. El 55% del total de compras con el móvil se producen dentro de la hora siguiente a la búsqueda inicial con el terminal, y el 81% no estaban planificadas, sino que “se producen de una forma más o menos espontánea”, según el informe presentado este miércoles. Las adquisiciones que se realizan a través del ordenador suelen ser menos impulsivas (solo un 58% se realizan sin haberlo tenido previsto).


I've avoided getting a smartphone thus far – but now I'm losing my nerve | Andrew Martin | Comment is free | The Guardian

I’ve avoided getting a smartphone thus far – but now I’m losing my nerve | Andrew Martin | Comment is free | The Guardian.

My primitive pay-as-you-go mobile is now eccentric enough to mark me out as different – besides it making modern life more and more difficult. So now I intend to catch up
Not everyone has embraced smartphones

Not everyone has embraced smartphones. Photograph: Michaela Rehle/Reuters

This year Father Christmas emulated that other bearded moralist, Moses, in that he came bearing tablets. I was quite surprised at how many people still hadn’t got one until now. I hadn’t got one, and still haven’t, but everyone else on the early morning train from Edinburgh to London this week appeared to have one. Admittedly it was a first-class carriage (I was on a press ticket) so you’d expect all the onboard executives to be tooled up with electronics. Most had two smartphonesand a laptop as well as the tablet.

The chap opposite me was evidently receiving a string of vexing emails on his tablet, interspersed with the occasional, more soothing one. But he was becoming increasingly angry. I thought: “Even though it’s barely breakfast time, this man is engaged in perilous negotiation. Perhaps his whole business is on the line.” When I got up to go to the loo, I glanced over his shoulder, and saw that he was playing a game where you had to balance one virtual ball on top of another.

The train was late into King’s Cross, and as the man opposite rounded up his gizmos, he said: “You’ll be putting in for a 50% refund on your ticket, I assume? There’s an app for it.” I nodded non-committally. Inside my jacket pocket nestled my shameful secret: a primitive, pay-as-you-go mobile that is a stranger to all apps. Like a drug dealer, I have owned a string of disposable phones. I sometimes think the ones I buy are not so much for sale, as displayed in shops to represent the evolutionary starting point of mobile phones. My present phone was a reasonably good buy considering it was free (on the condition that I bought £10 of top-up credit). The features of this phone include the ability to make phone calls; it also sends and receives text messages, or so I assume, but I never do that; and it has a torch or, as the menu irritatingly has it, “flashlight”.


Las 9 formas en que los smartphones arruinan tu salud – BioBioChile

Las 9 formas en que los smartphones arruinan tu salud – BioBioChile.


Publicado por Daniela Bravo

La dependencia a los smartphones es una acción que cada día crece más y más, y es que el miedo a perderlo u olvidarlo en algún lado se convierte en una total pesadilla para los adictos a estos teléfonos inteligentes.

De acuerdo a un estudio publicado el 25 de agosto en Gran Bretaña, se indica que más de la mitad de los británicos sufre del llamado “Síndrome de Nomofobia”, que es el miedo a separarse del teléfono celular.

Según consigna La Tercera, los británicos son ahora tan dependientes de sus teléfonos celulares que un quinto de aquellos que posee ese tipo de tecnología chequea sus correos electrónicos en la cama, y cerca de la mitad (un 42%) lleva sus teléfonos de vacaciones a la playa. Además en el estudio se afirma que las mujeres tienden a padecer más ese tipo de ansiedad que los hombres.

Pero la adicción no es la única forma en la que tu iPhone, Android o cualquier otro smartphone afectan tu vida. De hecho, utilizar en exceso un teléfono inteligente, puede causar daños a la salud.

Mira a continuación la infografía para descubrir cómo el celular puede estropear tu bienestar físico y mental.