Facebook al desnudo: la nueva moralina del arte se apodera de Internet – El Mostrador

El ejemplo de Tunick resulta muy ilustrativo. Si la intervención hubiera sido esta semana, la consecuencia serían miles de cuentas bloqueadas y una perjudicial autocensura en los medios que comparten sus contenidos en las redes. Pero, más allá de la ficción, sin ir más lejos, hace pocas semanas la Revista Nos, de Concepción, sufrió una insólita censura cuando Facebook bajó uno de sus videos promocionales –con el cual buscaban conmemorar sus 21 años de existencia–, tras considerarlo “contenido para adultos”.

Fuente: Facebook al desnudo: la nueva moralina del arte se apodera de Internet – El Mostrador


Los jueces franceses se declaran competentes para juzgar a Facebook | Internacional | EL PAÍS

Los jueces franceses se declaran competentes para juzgar a Facebook | Internacional | EL PAÍS.

La red social eliminó una cuenta por difundir un famoso cuadro de 1866 del sexo de una mujer

 

 

 

El cuadro ‘L’origine du monde’, cuya publicación en el perfil de un usuario francés fue censurada por Facebook. / SEBASTIEN BOZON (AFP)

 

La justicia francesa se ha declarado este jueves competente para juzgar a Facebook, un precedente que rompe la sagrada norma de la red según la cual todos los posibles litigios con los usuarios deben resolverse ante los tribunales estadounidenses. Un usuario denunció a la red social por haber eliminado su cuenta tras haber difundido la fotografía de un cuadro expuesto en el museo d´Orsay de París y que, bajo el título de L´Origine du Monde, famosa obra pintada en 1866 por Gustave Courbet, representa un primer plano del sexo de una mujer.

 

El usuario, profesor aficionado al arte, recomendaba en febrero de 2011 ir a ver la obra e incluía el enlace de un reportaje sobre la misma y su historia. Era en ese reportaje, donde se contaba que el cuadro había sido ocultado durante décadas, en que aparecía la fotografía. El “censurado” se dirigió reiteradamente a Facebook para pedir explicaciones por entender que no se había respetado su derecho a la libertad de expresión. Ante la falta de respuestas, optó por acudir a los tribunales.

 

Stéphane Cottineau, abogado del perjudicado, exige la reactivación de la cuenta, así como una indemnización por daños y perjuicios. Cottineau argumentó el mes pasado ante los jueces franceses que la red social gana dinero con sus usuarios y que, por tanto, existe una contrapartida financiera. Por el contrario, los abogados de Facebook señalaron que se trata de un servicio gratuito para el usuario que, al abrir una cuenta, ya acepta las condiciones de uso.