“Zuckerberg no es Charlie”, denuncia escritora tibetana censurada en Facebook – El Mostrador

“Zuckerberg no es Charlie”, denuncia escritora tibetana censurada en Facebook – El Mostrador.


Tsering Woeserdifundió este jueves una carta en la que critica el doble estándar del fundador de la red social al defender públicamente la libertad de expresión después de censurar publicaciones de activistas chinos, específicamente el video de la inmolación de un tibetano que ella misma subió al sistema.

Zuckerberg-charlie-hebdo

“Yo también soy Charlie”, afirmó el fundador de la popular red social Facebook, Marck Zuckerberg, en apoyo a la libertad de expresión y a las víctimas de los ataques del semanario satírico francés Charlie Hebdo, si bien en China su compromiso con las libertades ha sido puesto en entredicho.

“¿Ha olvidado algo Zuckerberg?”, se pregunta de forma retórica la reconocida escritora tibetana Tsering Woeser, quien difundió este jueves una carta en la red social en la que critica el doble rasero del fundador de Facebook al defender públicamente la libertad de expresión después de censurar publicaciones de activistas chinos.

La autora, una de las activistas tibetanas más conocidas, explica que la red social censuró un video que ella publicó en el que se veía una inmolación de un tibetano en China.

Al mismo tiempo, añade, la cuenta del escritor chino exiliado Liao Yiwu, que ha publicado numerosos libros sobre los problemas sociales en China y que están censurados en el país asiático, fue suspendida temporalmente por publicar fotografías de la protesta de un artista desnudo en Estocolmo en la que se pedía la liberación del premio Nobel de la Paz encarcelado Liu Xiaobo.

Woeser

Tsering Woeser cree las palabras de Zuckerberg son “oportunistas” e instó al joven empresario a no tener miedo del Partido Comunista de China (PCCh).

“Zuckerberg no puede describirse como un héroe que moriría para defender la libertad de expresión”, opina la escritora tibetana, quien cree que la censura aplicada por Facebook responde al interés de la empresa por agradar al Gobierno chino y poder finalmente ser desbloqueado en China, país con el mayor número de internautas del mundo.