Rashida Jones, la mujer que quiere acabar con el porno… tal y como lo conocemos – El Mostrador

“La tecnología ha hecho que el porno se vuelva mainstream, parte de la cultura popular”, apunta la actriz y productora.Un cambio que está propiciando que, por ejemplo, los niños accedan cada vez antes a este tipo de contenidos.

Fuente: Rashida Jones, la mujer que quiere acabar con el porno… tal y como lo conocemos – El Mostrador


Lonelygirl15: how one mysterious vlogger changed the internet | Technology | The Guardian

Bree was a funny, friendly 16-year-old video blogger with a strange family. But all was not what it seemed. Ten years on, we revisit YouTube’s first viral sensation

Fuente: Lonelygirl15: how one mysterious vlogger changed the internet | Technology | The Guardian


Luz, cámara, Andrónico: La semana más mediática de Luksic – El Mostrador

El empresario preguntó a sus asesores y fue advertido de los riesgos que traería publicar un video de YouTube en el cual daba explicaciones: los memes y una visibilidad que nunca había tenido el representante de la fortuna más grande de Chile. Pero la decisión ya estaba tomada. incluida la que permitió a Yerko Puchento subirlo al columpio en su propio canal. “Lo que quise hacer fue algo nuevo, distinto y absolutamente abierto, para que todo el mundo tenga la posibilidad, corriendo el riesgo de ser atacado, mofado, todo lo que ustedes han visto. El tiempo dirá si fue una buena o mala decisión”, dijo Luksic.

Fuente: Luz, cámara, Andrónico: La semana más mediática de Luksic – El Mostrador


I know who you Skyped last summer: how Hollywood plays on our darkest digital fears | Film | The Guardian

I know who you Skyped last summer: how Hollywood plays on our darkest digital fears | Film | The Guardian.

Hit horror Unfriended takes place entirely on social media and computer screens. So if the genre really is a barometer for the anxieties of an age, what does that say about the world we now live in?

Unfriended … scream grabs. Unfriended … scream grabs. Photograph: AP

‘Whatever you do, don’t fall asleep,” cautioned the tagline for A Nightmare on Elm Street back in 1984. Thirty years on, having your dreams interrupted by some old codger with a pair of scissors is the least of your worries. These days, you can’t even open your laptop.

More than any other genre, horror acts as a barometer on exterior fears. The bogeymen of our times are stumbling ciphers for outside concerns. In the 50s,Invasion of the Body Snatchers fretted about McCarthyism. In the 80s, The Thingriffed horrifically on the emerging Aids epidemic (watch that blood-test scene again). And post-9/11, the torture-porn subgenre, spearheaded by Saw andHostel, placed viewers in the position of prisoners, held below ground, off-radar, subjected to dreadful indignities.

Last weekend saw the emergence of a new cycle of horror into the mainstream.Unfriended opened in the US with $16m at the box office (making it the third-biggest film in the charts). On the surface, its plot seems hopelessly generic. A girl is driven to suicide and her vengeful ghost haunts the teens responsible. So far, so similar to every other sleepover shocker. But the twist here is that the entire film unfolds on the main character’s computer screen. Conversations happen on webcam, exposition via Facebook messenger and plot points are revealed on YouTube. It’s “I know who you Skyped last summer”, made to make you go omg wtaf.


Bethany Mota, la nueva gurú de internet que logró superar a Lady Gaga en Youtube – BioBioChile

Bethany Mota, la nueva gurú de internet que logró superar a Lady Gaga en Youtube – BioBioChile.

 

Bethany MotaBethany Mota

 

Publicado por Bernardita Villa

 

Tiene sólo 18 años y se ha convertido en una sensación en Youtube. Su canal ha logrado superar en cantidad de suscriptores a estrellas como Lady Gaga y actualmente esta a punto de alcanzar los siete millones de seguidores en dicha plataforma.

La joven vive junto a sus padres en California (EE.UU.), y cada semana sube un video sobre cosas de su vida cotidiana, tutoriales para ayudar a las niñas de su edad con temas de maquillaje, cabello, moda o simplemente conversaciones sobre grupos favoritos o música de moda.

Con un estilo sencillo y enfocado a adolescentes, los videos de Bethany suelen alcanzar los tres millones de reproducciones en promedio, aunque el recorrido de su pieza que grabó hace algunas semanas ya ha superado los ocho millones de visitas, lo que algunas empresas han visto como un buen negocio en el cual participar.

Según un articulo de Yahoo, la joven factura al mes cerca de US$40.000 (23.092.800 pesos chilenos aprox) por conceptos de publicidad de su canal. A esto se suma los aportes de varias empresas para que muestre sus productos e incluso la compañía Aeropostale lanzó línea de moda y fragancias que lleva su nombre, The Bethany Mota Collection.

Pero no todo ha sido color de rosa para ésta joven, pues antes de iniciar su carrera como “Youtuber”, Bethany tuvo que dejar la escuela debido al bullying de sus compañeros, pidiéndole a sus padres ser educada en casa.

“No quería hablar con nadie. No quería salir de mi casa” explicó a Business Insider a lo cual agregó que Youtube se convirtió en una especie de vía de escape para sus problemas.


De las clásicas salas a Netflix: cómo cambió la audiencia del cine en Chile en el último medio siglo

De las clásicas salas a Netflix: cómo cambió la audiencia del cine en Chile en el último medio siglo.

El año 1967 fue el de mayor asistencia en la historia de nuestro país: se vendieron casi 75 millones de entradas, en un país que tenía nueve millones de habitantes. El año pasado, considerado bueno, fueron 21 millones. ¿Qué pasó entre medio? Opinan directores, exhibidores y académicos.

 

peli4El año 1967 fue histórico. En el mundo, The Doors debutaba con un disco homónimo, Israel enfrentaba la Guerra de los Seis Días y en Bolivia era asesinado Ernesto “Che” Guevara. En Chile, Violeta Parra se quitaba la vida, se inauguraba el aeropuerto de Pudahuel, nacía la revista “Paula” y un grupo de estudiante de la UC se tomaba la Casa Central para popularizar el lema “El Mercurio miente”.

En el mundo de las letras, un 5 de junio de ese año, en Buenos Aires, sale a la venta Cien Años de Soledad, de Gabriel García Márquez. Y en el teatro, Alejandro Sieveking, la rompe con Tres tristes tigres.

También fue un momento histórico para el cine en nuestro país. Se estrenaron películas como El tango del viudo, de Raúl Ruiz, Érase un niño, un guerrillero, un caballo, de Helvio Soto, y también Largo viaje, de Patricio Kaulen. En cuanto a la cartelera internacional, Luis Buñuel estrena Belle de jour y dos cintas reflejan la insurrección juvenil: El graduado, protagonizado por un joven Dustin Hoffman y Bonie  & Clyde, encarnada por Warren Beatty y Faye Dunaway.peli3

Por impulso del cineasta Aldo Francia, ese año se inauguró el Festival Internacional de Cine de Viña del Mar. En los cines, los espectadores se deleitaron con cintas como Blow up de Michelangelo Antonioni, Una condesa de Hong Kong (con Marlon Brando y Sophia Loren) o La mujer perdida con Sara Montiel.

Pero además en 1967 se vendieron en los cines casi 75 millones de entradas, en un país de nueve millones de habitantes, una cifra no superada hasta hoy.

Como dato, el 2013, que fue un año considerado bueno, se cortaron 21 millones de boletos, el doble que en el año 2000, pero menos de un tercio que 46 años antes. Recién en 2012, por primera vez desde 1978, se batió la cifra de las 20 millones de entradas.

De 37 cines a 1

¿Qué pasó entre medio? ¿Cómo el centro de Santiago pasó de tener 37 cines a apenas un complejo Hoyts con ocho salas en la actualidad? ¿Por qué desaparecieron los Astor, los Ducal, los Gran Palace, los Lido y los Rex, por no nombrar los cines comunales de El Bosque (paradero 33 de la Gran Avenida), el Maipú (5 de Abril con Pajaritos), el Nacional (de Puente Alto) o el Plaza de Talagante?

peli6

“Creo que la cantidad de espectadores que existía en 1967, contrastada a la que existe hoy, que es impactante, se debe a la cantidad de ventanas y opciones para ver películas, TV, internet, VOD, DVD, etc., que existe hoy”, reflexiona la cineasta Tatiana Gaviola. “La gente ve desde su casa y se ha perdido el ritual de la sala”.

“En esa época la televisión estaba en sus inicios, no existía el video, ni los cassetes de música, ni los CD, menos Internet”, coincide Alejandro Caloguerea, gerente de la Cámara de Exhibidores Multisalas (CAEM). “La transformación es obvia: aparecieron todos esos formatos de entretención”.


Twitter presenta un sesgo de género a favor de los hombres – BioBioChile

Twitter presenta un sesgo de género a favor de los hombres – BioBioChile.


Spencer E. Holtaway (CC) Flickr

Spencer E. Holtaway (CC) Flickr

Publicado por EsMateria.com
Por Miguel Ángel Criado, de EsMateria.com

Si en una película no hay al menos dos personajes femeninos que tienen como mínimo un diálogo entre ellas y que no trata sobre un hombre, ese filme no supera el llamado test de Bechdel. Nacido de una tira cómica hace 30 años, desde entonces se ha convertido en una herramienta para medir el sesgo masculino en el cine, el teatro o los cómics. Ahora un grupo de investigadores ha comprobado que Twitter tampoco pasa la prueba.

La primera formulación del test apareció en un cómic de la historietista estadounidense Alison Bechdel en 1985. Dos lesbianas hablaban de qué película ir a ver y una de ellas le explica a la otra que sólo ve las que cumplen aquellas tres normas. A pesar de su sencillez, el test de Bechdel ha servido para demostrar el sesgo de género que tiene la gran mayoría del cine de Hollywood. La Academia del Cine sueca, por ejemplo, lo usa para calificar las películas de la misma forma que en otros países hacen para la violencia o el sexo. Sin embargo, la gran limitación de esta prueba es que la revisión esta sujeta a la subjetividad del que la hace.

Investigadores del Instituto Federal de Tecnología de Zurich (ETH) y del Instituto de Investigación Informática de Qatar encabezados por el experto español en redes David García han creado ahora un algoritmo capaz de operar el test. Primero lo probaron con el cine. Recopilaron 704 tráiler de 493 películas alojadoss en YouTube. Tirando de la Base de datos de películas en Internet (IMDb) diferenciaron a sus 4.970 actores y 2.486 actrices. Después obtuvieron el guión de cada película de la IMSDb, otra base de datos pero esta vez dedicada sólo a los guiones de los filmes.

Tras procesar los guiones, los investigadores pudieron crear una red para cada película formada por las conexiones (diálogos) entre los diferentes actores (nodos) y comprobaron que el sistema funcionaba. Sus clasificaciones sobre la presencia e independencia de los personajes femeninos predecían las alojadas en la Bechdel Test Movie List, una especie de wikipedia que cataloga el cine según su sesgo de género.

Algunos resultados son obvios, como es el caso de El Hobbit o La Guerra de las Galaxias, donde apenas hay personajes femeninos. Pero también allí donde abundan, como en las películas de Woody Allen, tienen problemas para pasar el test de Bechdel. Una de las últimas, Midnight in Paris, con cuatro mujeres entre los papeles protagonistas, lo pasa por los pelos. “Pero sólo por un diálogo de cinco segundos entre dos mujeres sobre una silla”, aclara García, de la cátedra de Diseño de Sistemas del ETH y principal autor del estudio. ”Es el primer algoritmo que usa el lenguaje natural para automatizar el proceso del test de Bechdel”, añade.

Con cada película puntuada en función de las reglas del test que cumplían, los científicos comprobaron que el sesgo de género se reproducía en YouTube. Los tráiler de las películas con peor puntuación en el test de Bechdel eran los más vistos y obtenían mejor valoración (me gusta) que los filmes que no presentaban esa preponderancia masculina.


“Ella”: El páramo amoroso de la ciudad virtual, según Spike Jonze

“Ella”: El páramo amoroso de la ciudad virtual, según Spike Jonze.

La cinta que derrotó a Blue Jasmine de Woody Allen, en el reciente cónclave de la Academia, es una lúcida y conmovedora historia, cuyo sencillo, pero bien armado y contundente libreto, se basa en la soledad afectiva y en la incapacidad de comunicarse que prevalecen como las características esenciales de las relaciones humanas al interior de la urbe en la era del internet.


Los corazones deshechos, al medio de la indiferencia masiva de la posmodernidad, se aprecian en el argumento favorito del director estadounidense Spike Jonze (1969), a fin de urdir la temática de sus sofisticados filmes de gran duración: exóticos motivos que escoge valiéndose de pinzas.