¿Tenía Marx razón? – El Mostrador

Es el desarrollo de la “sociedad de la información” el que ha generado serias sospechas sobre un proceso de alcance mucho mayor al hasta ahora previsto. Por lo pronto, pareciera que tiende a romper el principio de escasez, al instalar un bien como la “información” como algo creciente y aceleradamente disponible, del cual es posible crear riqueza, por ejemplo, a través de un producto comercializable…

Fuente: ¿Tenía Marx razón? – El Mostrador


Forget the internet of things – we need an internet of people | Technology | The Guardian

From cars to umbrellas, everyday objects are becoming increasingly connected. But the question we need to ask is – should they be?

Fuente: Forget the internet of things – we need an internet of people | Technology | The Guardian


Facebook and Google: most powerful and secretive empires we’ve ever known | Technology | The Guardian

Google and Facebook have conveyed nearly all of us to this page, and just about every other idea or expression we’ll encounter today. Yet we don’t know how to talk about these companies, nor digest their sheer power.

Fuente: Facebook and Google: most powerful and secretive empires we’ve ever known | Technology | The Guardian


Hardware ético: una discusión pendiente | Comunicación Abierta

Usar software libre nos da la posibilidad de construir los programas con los que nos construimos a nosotros mismos. Ahora es momento de seguir pensando en la ética del hardware sobre el que hacemos…

Fuente: Hardware ético: una discusión pendiente | Comunicación Abierta


E n e l Enjambre . P ara una crítica d e la opinión pública pos moderna Han, Byun – Chul (2014).

Byung-Chul Han realiza una aguda crítica a la ideología que transportan los procesos de globalización y analiza como esta ideología, neoliberal, captura el discurso del proceso civilizatorio y lo convierte en un poderoso instrumento de control social. Estacaptura, dice, no conduce a una sociedad del bienestar sino a una sociedad del malestar: enferma, enajenada y neurótica, hundida en el paroxismo del rendimiento/éxito, anegada en sus portentosas tecnologías, donde los maravillosos avances de la ciencia y la tecnología sucumben ante las economías de mercado que no logran implantar estados prósperos y felices.

Fuente: 01_Serrano_R90.pdf


‘Fraudebook’: toda la libertad que quita un ‘like’

El libro es un ensayo de Vicente Serrano Marín, doctor en Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, en el que desgrana cómo manejan las redes sociales nuestras vidasFacebook es un dispositivo político y una máquina capaz de incidir en nuestra afectividad para convertirla en un factor de producción, según el autor

Fuente: ‘Fraudebook’: toda la libertad que quita un ‘like’

E-d-i-t-o-r-i-a-l


El Retorno del ObserWeb | yo público

El ObserWeb, aquel Observatorio de Internet que el espíritu crítico del Movimiento Estudiantil Chileno logró instaurar en el Departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Concepción [UdeC] en el 2011, fue exonerado en el 2015, poco después de que yo mismo fuera expulsado de esa casa de estudio. Sí: las críticas sociales ya no tienen cabida en la UdeC. Independientemente de si son defendidas por un académico, o si responden a un trabajo de recopilación de opiniones públicas.Pero así como me fui convenciendo de ello, también me fue quedando claro que hoy hay, en cambio, otras plataformas sociales, abiertas y dinámicas, donde la discusión sí sigue dándose; y haciendo mucho sentido. Eso fue lo que me ayudó a olvidar la vieja academia para retomar y mejorar el proyecto. Y así es como hoy, luego de casi un año de pausa, por fin puedo volver a poner a disposición de todos, el retornado, nuevo ObserWeb.

Fuente: El Retorno del ObserWeb | yo público


Un intelectual rockstar en la cota mil – El Mostrador

Un intelectual rockstar en la cota mil – El Mostrador.

Está entre los 100 personajes más influyentes según la revista Times, debido a sus libros y series sobre la historia económica y financiera de la humanidad. El académico y best sellers expuso ante un auditorio lleno sobre los mil metros del nivel del mar lo que es su visión para entender la historia. Esto fue lo que pasó.

NF

La charla arranca en media hora, el auditorio está lleno y en la fila de atrás dos estudiantes discuten su futuro.

–Yo me quiero ir a Río de Janeiro, París o Singapur, cachai?

–Sí, pero ¿altiro?

–Sí. Me gustaría especializarme en economía, negocios, management y finanzas. Quedaría papo pos.

La divagación sobre el futuro de los estudiantes continúa pero se suman otros horizontes, como las universidades de Oxford, Columbia y Harvard. Mientras, en la primera fila se acomodan los académicos de la UAI: Lucía Santa Cruz, Andrea Repetto y Ascanio Cavallo, entre otros.

El ruido de conversación en el auditorio es total. Aparece Niall Ferguson, de traje, alto y con una barba que le da un aire marxista, según él, aunque no lo sea. Baja la escalera y el auditorio lo recibe con aplausos.

El historiador económico británico llegó hasta las faldas de la cordillera para ser incorporado al selecto club de académicos honoríficos de la universidad, entre los que se cuentan al Nobel de Economía y padre del liberalismo, Milton Friedman, y al otro Nobel y liberal, Friedrich Hayek.

Méritos no le faltan. Ferguson ha escrito cinco libros, una gran cantidad de artículos académicos y su exposición en TED del 2011 tiene más de un millón 352 mil reproducciones. Además, ha producido cuatro series de televisión entre 2003 y 2011 en las que expone sus tesis sobre el dinero, la civilización y el desarrollo de la humanidad. Su estilo directo y satírico junto a afirmaciones como que los “incas no tenían una percepción real del dinero” en el documental El Ascenso del Dinero, le han generado varios enemigos.


Memoria digital, a gusto del consumidor – 28.08.2014 – lanacion.com  

Memoria digital, a gusto del consumidor – 28.08.2014 – lanacion.com  .

Por   | Para LA NACION

Esas palabras de Friedrich Nietzsche resuenan en los reclamos que hoy se alzan contra los motores de búsqueda como Google o Yahoo y reivindican el “derecho al olvido” en Internet. Es decir, el derecho a que se borren de la Web datos personales que, más allá de que hayan sido ciertos, en la actualidad perjudican de algún modo al demandante.

Amparados en la insólita decisión de la Unión Europea, que en mayo de este año resolvió que Google debe atender las peticiones de los usuarios cuando soliciten el borrado de contenidos que los afectan negativamente, han proliferado los procesos judiciales que buscan limitar la información disponible.

Ese reconocimiento tan reciente del “derecho al olvido” remueve algunos cimientos de nuestra tradición filosófica y hace surgir la duda: ¿estaría consumándose, por fin, en pleno siglo XXI, aquel feliz desprendimiento de las garras de la memoria, defendido por el filósofo alemán en 1873? Quizás sí, aunque no exactamente. Porque lo que entendemos por memoria y olvido, incluso por “ser alguien” y la relación que eso implica con los propios recuerdos, todo eso suele cambiar con los vaivenes de la historia. Y tal vez se haya reconfigurado de modos inesperados en los últimos tiempos.


¿De quién es la foto? La polémica por la selfie del mono. | Manzana Mecánica

¿De quién es la foto? La polémica por la selfie del mono. | Manzana Mecánica.

Carolina Gainza »


Si te sacas una selfie con una cámara ajena, ¿De quién es la foto? ¿Del dueño/a de la cámara o de quién tomó la foto? ¿Quién posee los derechos de propiedad intelectual? Estas preguntas han estado recorriendo las páginas de diarios y revistas online a causa de la selfie de un mono.

La verdad es que el tema da para un debate largo. Respecto al debate en Wikimedia, pueden encontrarlo en este enlace.

En fin, en Internet se han generado prácticas que permiten compartir y reproducir conocimientos e información de forma virulenta. Allí donde se cierra una página para bajar libros, se abren otras cinco. Las redes digitales se han extendido y proliferado de tal manera que controlar la producción social y cultural en ellas se ha hecho casi imposible desde los métodos tradicionales, a los cuales pertenece el copyright. Las prácticas culturales y sociales que se observan como resultado de los usos de las tecnologías digitales escapan a las leyes y formas de control tradicionales. En este sentido, nos encontramos en una etapa de transición en que las dinámicas socio-culturales asociadas a lo digital se desenvuelven a una velocidad distinta que las formas de control y marcos legales. Internet se ha convertido en un repositorio o archivo cultural, donde la producción cultural, su reproducción y distribución se modifica y la piratería se ha transformado en una práctica característica de la era digital.

La discusión sobre los derechos de propiedad de la selfie del mono es justamente un síntoma del cambio al que nos estamos enfrentando hace unas décadas, en el cual queda mucho por debatir, investigar y crear.

ACTUALIZACIÓN: Los tribunales decidieron que la foto del mono no puede tener copyright. El documento que contiene la resolución del tribunal señala que “La oficina no puede registrar trabajos que hayan sido creados por la naturaleza, los animales o las plantas“. Más información en este enlace.