Facebook flooded with ‘sextortion’ and revenge porn, files reveal | News | The Guardian

Documents seen by the Guardian, which form part of the Facebook Files, show for the first time the detailed rules applied by the company to police sexual content published on the site – as well as the scale of the challenge faced by moderators tasked with keeping Facebook clean.

Fuente: Facebook flooded with ‘sextortion’ and revenge porn, files reveal | News | The Guardian


Las citas en línea son buenas para los hombres, pero no tanto para las mujeres – El Mostrador

Básicamente, las necesidades de las personas que buscan pareja en línea están más cubiertas para los hombres que para las mujeres, lo cual juega a favor de ellos. Para nosotras, es más difícil usar esas habilidades evolutivas a través de una app que para ellos.

Fuente: Las citas en línea son buenas para los hombres, pero no tanto para las mujeres – El Mostrador


Los nuevos términos que se aplican en el amor en los tiempos del WhatsApp – El Mostrador

Ghosting, benching, breadcrumbing, zombing, son los términos que se usan para definir algunos de los tipos de relaciones que entablas por Whatsapp.

Fuente: Los nuevos términos que se aplican en el amor en los tiempos del WhatsApp – El Mostrador


The internet scammer who loved me (not) | Life and style | The Guardian

On 2 February, at the cusp of Valentine’s Day, the Los Angeles sheriff’s department warned of the “growing criminal epidemic” of romance scams during a community meeting called Love Hurts. Romance scams are a type of online fraud, in which criminals pose as desirable partners on dating sites or email, win the hearts of their victims and end up fleecing them of their money.

Fuente: The internet scammer who loved me (not) | Life and style | The Guardian


A normalization of violence: how cyberbullying began and how to fight it | Life and style | The Guardian

Everyday on the internet, people – disproportionately women, people of color and queer people – are abused. How did we get here and what can we do about it?

Fuente: A normalization of violence: how cyberbullying began and how to fight it | Life and style | The Guardian


Love me Tinder – tales from the frontline of modern dating | Life and style | The Guardian

Modern love is digitised. Letters and unrequited love have been replaced with modern iterations (saucy pictures and ghosting). You do not go on blind dates, you go on dates with people whose best photos you deem, at best, attractive and, at worst, passable. No one asks each other out in person any more, probably.

Fuente: Love me Tinder – tales from the frontline of modern dating | Life and style | The Guardian


How pimps keep eluding internet stings | Loretta Stalans & Mary Finn | Opinion | The Guardian

America has always had an underground sex trade, and for decades most pimps followed the same general script: they’d recruit sex workers on the street, in bars and in strip clubs.But over the past 20 years, the internet has become the major marketplace for the sex trade, with online advertisements and recruitment through social media sites greatly expanding the reach and enhancing the elusiveness of pimps.

Fuente: How pimps keep eluding internet stings | Loretta Stalans & Mary Finn | Opinion | The Guardian


What does a feminist internet look like? | Chitra Nagarajan | Opinion | The Guardian

Feminist activists from around the world were in a conference room in Brazil, discussing what a feminist internet might look like. How did we get here?

Fuente: What does a feminist internet look like? | Chitra Nagarajan | Opinion | The Guardian


Getting off offline: when porn gets in the way of a real-world relationship | Culture | The Guardian

Many believe that porn is addictive, and that the endless stream of on-demand internet erotica makes real-life sexual experiences not stimulating enough

Fuente: Getting off offline: when porn gets in the way of a real-world relationship | Culture | The Guardian


Difusión de fotos íntimas en Internet: la difícil misión de un proyecto de ley necesario – ONG Derechos Digitales

Difusión de fotos íntimas en Internet: la difícil misión de un proyecto de ley necesario – ONG Derechos Digitales.

Finalmente fue presentado ante la Cámara de Diputados de Chile el proyecto de ley que sanciona la divulgación de imágenes íntimas en Internet, anunciado hace varias semanas. Pero el proyecto revela varios de los problemas que conlleva regular el comportamiento en línea.

desnudoA pesar de sus buenas intenciones, el proyecto de ley que busca sancionar la difusión no autorizada de fotografías íntimas presenta algunas falencias que es necesario tomar en consideración.

El poder de la red para amplificar el impacto de los actos de expresión ha servido como herramienta para la actividad en línea de grupos sociales oprimidos, para revelar abusos de la autoridad o para organizar el disenso político masivo. Pero ese potencial no obsta a la habitual reproducción de patrones culturales y sociales propios del entorno analógico: como ya hemos expresado, los males del mundo “offline” se replican en Internet, permitiendo también la amplificación de actitudes discriminatorias.

Ellas incluyen la violencia de género, a través de prácticas como la difusión de imágenes de mujeres con la intención de cosificar, humillar, hacerlas sentir inferiores o culpables, como en el triste caso de una teniente de ejército o lafiltración de imágenes de actrices famosas, poniendo en evidencia, además, la invasión de la privacidad de la que algunos son capaces.

Es por ello que es importante que la sociedad en su conjunto reconozca que la violencia de género es un problema real, cuyo impacto puede ser exacerbado gracias a las herramientas que otorga Internet: la cosificación, el acoso, la transgresión de la privacidad e incluso de la violación de la intimidad mediante la intervención de las comunicaciones, de sus interlocutores o de los servicios que alguien utiliza. Y no solo eso, sino que la afrenta pública se magnifica en la red.

Una respuesta a ese problema intenta dar el proyecto de ley anunciado hace algún tiempo por dos diputadas de la Unión Demócrata Independiente, que busca sancionar a quienes divulgan contenidos sexuales o eróticos ajenos. No se trata de la grabación o las fotografías privadas no consentidas, sino de aquellas que, capturadas en la intimidad con el fin de quedarse allí, son divulgadas en Internet.

lalalalaEs importante que la sociedad en su conjunto reconozca que la violencia de género es un problema real, cuyo impacto puede ser exacerbado gracias a las herramientas que otorga Internet

Pero a pesar de sus buenas intenciones, una revisión minuciosa del proyecto revela varios de los problemas que conlleva regular el comportamiento en línea.


From teledildonics to interactive porn: the future of sex in a digital age | Life and style | The Guardian

From teledildonics to interactive porn: the future of sex in a digital age | Life and style | The Guardian.

Click to watch our interactive film about the seven digital deadly sins
A neon lips sign

‘I’ve yet to meet a person who can vibrate at 120hz. And there’s something to be said for that, you know? Technology will offer a level of pleasure that is higher than the real thing.’ Photograph: Sara Morris for the Guardian

When 35-year-old Jane first signed up to the dating website she has used for about a year, she says it was “quite overwhelming”. “I was inundated with winks, and messages, people trying to chat with me live online, all sorts. Some will send you detailed pictures of their penis, basically. What the hell? You’ve got a penis. Congratulations.”

In due course, Jane found ways of negotiating the sexual barrage, and went on to meet 20 or more men; about three-quarters of those have turned into some sort of romantic or physical relationship. “They’ve all been mini-relationships. I’ve never had a one-night stand.”

Online dating is not an unusual story, but Jane has been married for seven years. The site she uses is Ashley Madison, one of a growing number that caters to men and women seeking extra-marital affairs. Deeply unhappy in her marriage to a husband who “shows no interest in me sexually”, she says Ashley Madison turned her life round. “I don’t take antidepressants any more. And I can sleep properly. Mentally and physically, it has changed things. I’m getting on better with my husband.”

She never thought of herself as a potential adulterer. “My dad cheated on my mum years ago, and I didn’t speak to him for years after that. I was horrified. I thought it was the most immoral thing. But now I’m doing it, I’m seeing it from a different angle.” While surface social mores haven’t changed much in recent years – politicians still play on family values, and Ashley Madison is still banned from advertising on British television – in the private spaces of the web, things are moving fast.


Internet: entre Mente y Cuerpo


Si algo no está en Internet, es porque no tiene importancia. Hoy vivimos de acuerdo a ese credo. Uno que permea y reconfigura aspectos centrales de nuestra visión de mundo. Por ejemplo: Considere la hoy masiva alianza de Internet con la sexualidad. Sin erótica, Internet perdería mucho —eso no lo niegan ni los más puritanos. Internet debe incluir sexo. Pero también parece hoy cada vez más posible, limitar la sexualidad al ciber-mundo virtual. A muchos hoy les parece que no necesitamos experienciar nada más real. Ello, a pesar de que aún entendemos que la sexualidad es, sobre todo, una pulsión que destilan nuestros cuerpos; esos mismos cuerpos que no pueden ser subidos a Internet; que en los momentos álgidos de la ciber-erótica, permanecen apartados. ¿Cómo es posible que la sexualidad triunfe en Internet dándole la espalda a aquello que parecía ser su principal motivación? Se privilegia la facilidad e inmediatez que ofrece Internet, para gatillar efímeras emociones mentales. Y con ello, al mismo tiempo, se obvian vivencias más profundas que precisarían recurrir a la solvencia sexual de los cuerpos  ¿Será por eso que hasta las gracias de esa solvencia, la competencia y la fiabilidad corporal, ya no seducen tanto? No sería el único caso en que subir la mente a Internet conlleva traicionar al cuerpo que queda abajo.


El robot en la cama | SurySur

El robot en la cama | SurySur.

robot en la cama

La tecnología se presenta cada vez mas como diseñadora  de nuestra intimidad y  sustituta de la vida de carne, hueso y sangre. Gracias a las conexiones digitales y a las redes sociales podemos tener compañía sin las demandas de la amistad  y comunicarnos  sin tener que soportar la pesada presencia física del otro. Miremos solo la maravilla  del IPhone… ¿No es como tener toda la ciudad, y mucho mas, en la mano?  Que mejor… ¿Cierto?

 

Y el asunto no termina aquí. Según el científico británico en computación David Levy la cultura robótica creara a mediados de la centuria nuevas formas de vida. El amor con robots será tan normal como el amor con otros humanos y el acto sexual y sus posiciones comúnmente practicadas serán enriquecidas con sus enseñanzas  más allá de todo lo que los manuales publicados hasta ahora habían imaginado. Ellos nos enseñaran a ser mejores amantes y mejores amigos porque podremos practicar con ellos y, cuando sea necesario, podremos  sustituir a la gente cuando ellas nos fallen. Los robots son, por supuesto, “otros”, pero en muchas formas, mejores. De partida, no infidelidad, no engaño, no complicaciones. El valor de un robot, dice Levy, estará en su capacidad para hacernos sentir mejor y el amor con ellos será tan normal como el amor  entre  humanos. Y Levy no esta solo en adoptar esta promiscuidad tecnológica. El amor, el sexo y el matrimonio con robots, según se dice,  no va a ser  “mejor que nada”, sino “mejor que algo”.

 

 

 

¿Qué tipo de relaciones con las maquinas son posibles, deseables o éticas? ¿Qué nos dice el amor con  un robot acerca del ser humano contemporáneo? Una relacion amorosa o una relacion   auténticamente solidaria involucran el intento, por amargo que sea, de mirar y sentir el mundo desde el punto de vista del otro con toda su historia, su biología, sus  neurosis, dolores y alegrías. El amor, como decía Ortega, es el canje de dos soledades por la soledad de uno. Las computadoras y los robots  no tienen nada de esto. No experiencias que intercambiar, no  familia y no conocen el dolor de la perdida que causa  la muerte… ¿Por qué, entonces, esta obsesión si dentro de ellos no hay nadie? En  un Tweet alguien escribe… “Termine con las maquinas inteligentes. Quiero una maquina que considere mis necesidades ¿Dónde están las maquinas sensitivas”?… Bueno, en Japón, ¿cierto?…  desde donde  han empezado a moverse a otros lugares.


Un beso moviliza en la Red a la juventud marroquí | Sociedad | EL PAÍS

Un beso moviliza en la Red a la juventud marroquí | Sociedad | EL PAÍS.

 Madrid 13 OCT 2013 – 00:01 CET

Mouhsin y Raja, de 14 y 15 años, se dejaron fotografiar por su amigo Osama, de 15, dándose un beso en la puerta de su instituto en Nador (Marruecos). Esa imagen, publicada en Facebook, ha hecho que los tres, que ahora están en libertad, hayan pasado cinco días recluidos en centros de menores y que tengan que sentarse en el banquillo acusados de exhibicionismo indecente. La pena máxima contemplada para este delito alcanza los dos años de prisión.

De momento, la movilización en las redes sociales de buena parte de la juventud marroquí ha ganado el primer asalto de un combate contra los sectores más conservadores de la sociedad. Los tres adolescentes de Nador —la ciudad colindante con Melilla— están en libertad provisional desde el lunes y su juicio, que se debió celebrar el viernes, ha sido aplazado un mes para que el juez efectúe una “investigación social” sobre su entorno familiar y escolar que correrá a cargo de una trabajadora social.

La fiscalía anunció el lunes en un comunicado la puesta en libertad provisional de los chavales y el viernes se aplazó un mes el juicio. Ibtissam Lachfgar, cofundadora de una asociación marroquí de defensa de las libertades individuales, lo achaca a que “la sociedad marroquí ha sido sacudida por la ola de Internet”. El gran impacto mediático de este asunto hace prever que el juez lo acabará archivando, vaticina el rotativo Akhbar al Youm.


'Spera q PP salió del 4to': otro capítulo sobre el cibersexo >> Blog Eros >> Blogs EL PAÍS

‘Spera q PP salió del 4to’: otro capítulo sobre el cibersexo >> Blog Eros >> Blogs EL PAÍS.

Por: Autor Invitado 05 de octubre de 2013

Por Roberto Fabricio*

El sexo ha tenido una relación con la red desde su inicio. Desde que Tom Hanks y Meg Ryan llevaron su encuentro romántico a través de AOL a la gran pantalla enTienes un e-mailen 1998, vivimos en un mundo de relaciones virtuales.

David Ryle_Riser
David Ryle_Riser (Getty Images).

Hace unas semanas realicé una encuesta informal entre pasajeros del metro de Barcelona que estaban utilizando sus móviles. De cien personas a las que consulté, 55 me dijeron que practican el cibersexo en algún momento (de esos, 14 estaban haciendo texting de contenido erótico en el metro).

El cibersexo, qué duda cabe, es el más reciente capítulo en la larga historia del sexo.