Gratuidad para educar a los protagonistas de la Revolución 4.0 – El Mostrador

necesitamos capital humano de primer nivel, profesionales capacitados, rigurosos, honestos en su trabajo, con una ética que nos permita generar la nueva narrativa y las formas de aplicar las tecnologías y las innovaciones sociales. De ese modo, esos jóvenes de la gratuidad retribuirán al país el que hoy puedan iniciar su viaje por el camino de la educación y el conocimiento.

Fuente: Gratuidad para educar a los protagonistas de la Revolución 4.0 – El Mostrador


How pimps keep eluding internet stings | Loretta Stalans & Mary Finn | Opinion | The Guardian

America has always had an underground sex trade, and for decades most pimps followed the same general script: they’d recruit sex workers on the street, in bars and in strip clubs.But over the past 20 years, the internet has become the major marketplace for the sex trade, with online advertisements and recruitment through social media sites greatly expanding the reach and enhancing the elusiveness of pimps.

Fuente: How pimps keep eluding internet stings | Loretta Stalans & Mary Finn | Opinion | The Guardian


El caso de Diego Gómez y la irracionalidad del derecho de autor | Derechos Digitales

Ante la evidencia de lo dañino que es el actual sistema de derechos de autor, se vuelve imprescindible que los países de América Latina realicen un profundo proceso de reforma a sus legislaciones de propiedad intelectual y consagren un sistema balanceado, que tenga por objetivo incentivar el acceso a la cultura, la investigación científica y la democratización del conocimiento.

Fuente: El caso de Diego Gómez y la irracionalidad del derecho de autor | Derechos Digitales


El Robin Hood indonesio que roba internet a los ricos usando una sartén

Cuando internet comenzaba a popularizarse, ciertos países lo tuvieron más difícil que otros para acceder a la Red. En algunos tuvieron que tirar de ingenio para conectar los ordenadores entre sí. Y años más tarde, para usar el wifi, también. Fue lo que sucedió en Indonesia.

Fuente: El Robin Hood indonesio que roba internet a los ricos usando una sartén


Elsevier Acquires SSRN | The Scholarly Kitchen

SSRN is first and foremost a site where content is discovered and distributed. Through its working papers and preprints, SSRN is a hub for the early versions of research across many social sciences fields, plus law and some of the humanities as well. It is free to authors for article deposit and free to readers for downloading, and Elsevier has committed that this will not change.

Fuente: Elsevier Acquires SSRN | The Scholarly Kitchen


Who’s downloading pirated papers? Everyone | Science | AAAS

Many academic publishers offer programs to help researchers in poor countries access papers, but only one, called Share Link, seemed relevant to the papers that Rahimi sought. It would require him to contact authors individually to get links to their work, and such links go dead 50 days after a paper’s publication. The choice seemed clear: Either quit the Ph.D. or illegally obtain copies of the papers. So like millions of other researchers, he turned to Sci-Hub, the world’s largest pirate website for scholarly literature. Rahimi felt no guilt. As he sees it, high-priced journals “may be slowing down the growth of science severely.”

Fuente: Who’s downloading pirated papers? Everyone | Science | AAAS

E-d-i-t-o-r-i-a-l


El Retorno del ObserWeb | yo público

El ObserWeb, aquel Observatorio de Internet que el espíritu crítico del Movimiento Estudiantil Chileno logró instaurar en el Departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Concepción [UdeC] en el 2011, fue exonerado en el 2015, poco después de que yo mismo fuera expulsado de esa casa de estudio. Sí: las críticas sociales ya no tienen cabida en la UdeC. Independientemente de si son defendidas por un académico, o si responden a un trabajo de recopilación de opiniones públicas.Pero así como me fui convenciendo de ello, también me fue quedando claro que hoy hay, en cambio, otras plataformas sociales, abiertas y dinámicas, donde la discusión sí sigue dándose; y haciendo mucho sentido. Eso fue lo que me ayudó a olvidar la vieja academia para retomar y mejorar el proyecto. Y así es como hoy, luego de casi un año de pausa, por fin puedo volver a poner a disposición de todos, el retornado, nuevo ObserWeb.

Fuente: El Retorno del ObserWeb | yo público


Europe’s leap into the quantum computing arms race — FT.com

It is a dizzying gamble and there are billions of euros riding on the outcome. If the wager pays off, Europe will hold its own against mighty China and the US; if not, the entire project will be regarded in hindsight as a breathtakingly indulgent folly. I refer, of course, not to the forthcoming referendum on Britain’s EU membership but to the European Commission’s announcement last week that it would be launching a €1bn plan to explore “quantum technologies”. It is the third of the commission’s Future and Emerging Technologies Flagship projects — visionary megaprojects lasting a decade or more. These are challenges too grand — and bets too risky — for a single nation to square up to on its own.

Fuente: Europe’s leap into the quantum computing arms race — FT.com


Observatorio Tecnológico PortalProgramas publica Ranking de universidades en Software Libre 2016 | Manzana Mecánica

El Observatorio Tecnológico PortalProgramas acaba de publicar la 5ª edición del Ranking de universidades en Software Libre (RuSL 2016). Un estudio que se ocupa de medir el compromiso, uso y difusión del software libre en 144 universidades latinoamericanas de un total de 18 países y 76 universidades españolas.

Fuente: Observatorio Tecnológico PortalProgramas publica Ranking de universidades en Software Libre 2016 | Manzana Mecánica


Impact of Social Sciences – How do students access the resources they need? Survey finds only one in five obtain all resources legally.

an overview of findings from a study on the practices of university students accessing learning resources at a research-intensive university in South Africa. There is a grey zone in the access of resources that is now simply part of normal life in a new communication and information order. The students’ perspectives raise critical issues for new models of publishing, for digital literacies and for open scholarship.

Fuente: Impact of Social Sciences – How do students access the resources they need? Survey finds only one in five obtain all resources legally.


A Conversation on Privacy With Edward Snowden, Noam Chomsky, and Glenn Greenwald

NSA WHISTLEBLOWER Edward Snowden joined MIT professor Noam Chomsky and The Intercept’s Glenn Greenwald on Friday for a discussion on privacy rights hosted by the University of Arizona College of Social and Behavioral Sciences. The panel was moderated by Nuala O’Connor, the president of the Center for Democracy and Technology.

Fuente: A Conversation on Privacy With Edward Snowden, Noam Chomsky, and Glenn Greenwald


Estamos con Diego. ¡Apoyemos el Acceso Abierto! | Electronic Frontier Foundation

Hay una batalla que está ocurriendo sobre el futuro de las publicaciones académicas, pero el impacto que este combate tendrá en el mundo será cualquier cosa menos académico. Los riesgos son altos, y hay víctimas reales.

Fuente: Estamos con Diego. ¡Apoyemos el Acceso Abierto! | Electronic Frontier Foundation


Facebook: Términos de privacidad: ¿de verdad estuviste de acuerdo con eso? | Tecnología | EL PAÍS

Un estudio de Harvard examina la evolución de la política de privacidad de Facebook y concluye que, en diez años, ha empeorado

Fuente: Facebook: Términos de privacidad: ¿de verdad estuviste de acuerdo con eso? | Tecnología | EL PAÍS


Estados Unidos presiona por desaparición de sitios que divulgan conocimiento científico gratuitamente | Manzana Mecánica

Estados Unidos ordenó el cese de actividades que permitan la distribución de material bajo derechos de autor de la editorial Elsevier. No obstante, la colaboración y organización continúa

Fuente: Estados Unidos presiona por desaparición de sitios que divulgan conocimiento científico gratuitamente | Manzana Mecánica


Un informe acusa a Facebook de rastrear a los internautas ilegalmente | Tecnología | EL PAÍS

Un informe acusa a Facebook de rastrear a los internautas ilegalmente | Tecnología | EL PAÍS.


La Agencia de Privacidad Belga, integrante de una acción europea que investiga cómo trata la privacidad esta red social, asegura que el gigante de Zuckerberg rompe el marco legal europeo. La compañía afirma que el informe es “incorrecto”

Facebook

Un empleado de Facebook en su sede de Menlo Park. / JEFF CHIU (AP)

El archivo se llama datr. Y funciona como un sabueso cada vez que uno, sea usuario o no, entra en una página del dominio Facebook.com. Tiene una duración de dos años y envía información a la red social sobre qué webs visita el usuario de entre las más de 13 millones que contienen un botón delike a Facebook. Da igual que el usuario lo pulse o no. Estas y otras cookies—archivo que marca a los internautas para guardar un registro de su comportamiento en Internet— son uno de los puntos en los que Facebook rompe la legalidad europea según un informe de 65 páginas encargado por la Comisión de Privacidad Belga y desvelado en exclusiva por The Guardian. “Estas cookies significan: Facebook rastrea a sus usuarios por la red incluso si no hacen uso de los plug-in sociales [por ejemplo, los botones de like que redirigen a Facebook] y aunque no estén logueados [con su perfil de Facebook activo]; y este rastreo no se limita a los usuarios de Facebook”.

Para los autores de este informe —elaborado bajo el encargo de la agencia belga por el Centro de Legalidad Interdisciplinar e ICT (ICRI), el departamento de la Universidad de Leuven y el departamento de medios, información y telecomunicación de la Universidad Vrije de Bruselas—, esta actuación de Facebook rompe la legalidad europea. En concreto, el artículo 5(3) de la directiva e-privacyaprobada en 2002 por el Parlamento Europeo en la que se prohíbe el uso decookies para los usuarios que no se suscriban a una web salvo que se trate de facilitar la “transmisión de comunicación” o para proveer de un servicio social de información que haya sido “explícitamente requerido por su suscriptor o usuario”. Según este estudio, el uso que Facebook hace de su datr. no cae en ninguna de estas excepciones.


¿Quién combate en la guerrilla por el acceso abierto? | Manzana Mecánica

¿Quién combate en la guerrilla por el acceso abierto? | Manzana Mecánica.

La información es poder (decía Aaron Swartz en el manifiesto por la guerrilla del acceso abierto) y como todo poder concentrado en pocas personas o instituciones, hay que combatirlo. El conocimiento científico ha estado por años secuestrado por leyes y personas, lo cual significa, en términos simples, que muchos debemos privarnos del conocimiento científico adquirido por nuestros antepasados o personas de nuestra misma generación o más jóvenes. Editoriales como Elsevier, Springer o Wiley (que sería como decir Coca-Cola o Pepsi) tienen el negocio perfecto al secuestrar el conocimiento en sus manos, sacando provecho económico y moral de ello. Afortunadamente, existen algunas iniciativas de individuos y agrupaciones que luchan contra estas editoriales e incluso contra las mismas personas que desarrollan conocimiento y solo “comparten” sus conocimientos con una editorial. En esta ocasión, trataré de dar un panorama general sobre quiénes están involucrados en esta guerrilla, cómo lo hacen y cómo puedes beneficiarte, tú y a tu comunidad, usando el material disponible.

¿Cómo funciona la guerrilla?

Primero, es necesario tener en cuenta que la guerrilla del acceso abierto es muy dispersa. Esto sucede al tener distintas personas trabajando con una idea en común, pero no en un trabajo coordinado necesariamente, por lo que tú misma(o) podrías ser parte importante, sin que nosotros sepamos. Dicho esto, también es cierto que existen algunos proyectos notables, que han logrado formar grandes bases de datos de documentos del conocimiento universal (ese mismo que nos pertenece a todos) y que por ende, son los que atraen más luces al ser expuestos. Todos los proyectos que se mencionarán aquí nacen, viven y mueren en internet. Fuera de esta red es difícil la difusión del material, debido a la limitancia de obtener el material a gran escala, por lo que es importante considerar que son vulnerables a cualquier ataque gubernamental o corporativo (como el caso de library.nu o más conocido, The Pirate Bay).

En la batalla por el acceso al conocimiento, la guerrilla busca expropiar el conocimiento de las manos de quienes limitan su acceso a la mayoría de la población. A diferencia de lo que ocurre con objetos materiales, la expropiación del conocimiento ocurre en el terreno inmaterial de lo digital

Uno de los conceptos fundamentales de la “guerrilla del acceso abierto” es “expropiar” aquellas publicaciones que están en manos de las editoriales que continuamente publican material creado por científicos del mundo (generalmente del primer mundo, dicho sea de paso). Esto significa quitar el poder de la editorial (universidad, organización, o lo que sea) de contar con la distribución exclusiva de conocimiento que se ha hecho gracias al desarrollo de la humanidad. Al contrario de una expropiación de un objeto material, la expropiación del conocimiento ocurre principalmente en términos digitales. Por lo tanto, su distribución y copia es mucho más fácil que tener que transcribir, fotocopiar, copiar disquetes, CDs, o lo que sea en un futuro. Sumado a esto, cuando uno está en medio de un problema que requiere conocimiento científico (puede ser incluso un problema de salud de algún familiar o de ti mismo, de algún problema de ingeniería al cual se necesite palear o lo que se te ocurra) por lo general requiere verificar información muy particular, haciendo que sea necesario contar con algunas publicaciones muy específicas. Si la publicación que requieres no está, simplemente no funcionará para ti y posiblemente lo desecharás. Es por esto que para generar un proyecto comunitario o personal es necesario poder acceder a grandes cantidades de datos y, por supuesto, distribuirlos.


Internet: El saber ya no cabe en el campus | España | EL PAÍS

Internet: El saber ya no cabe en el campus | España | EL PAÍS.

 

En la era de Internet la Universidad ha perdido el monopolio del conocimiento. Los estudiantes y el mercado exigen un modelo más flexible

 

 

eduardo estrada

Aprendió a programar buscando información en Internet y con algo de ayuda de su padre, también programador. “Lo hice con tutoriales; ensayo y error y echándole muchas horas”. En clase, se aburría. A los 12 años, Luis Iván Cuende creó un sistema operativo de software libre, a los 15 ganó un premio al mejor hacker europeo menor de edad. Con 19, monta empresas tecnológicas, ha publicado un libro —Tengo 18 años y ni estudio ni trabajo—, da conferencias por todo el mundo y ha sido asesor especial de la vicepresidenta de la Comisión Europea. Y no piensa estudiar una carrera. “Simplemente, creo que no aporta nada a mi método de aprendizaje, porque aunque no esté en la universidad yo aprendo todos los días”, explica.

Siempre ha habido mentes más despiertas, que sobresalen por cualquier razón, y siempre ha habido autodidactas. Pero en el mundo de Internet, el joven Cuende representa algo más. Es la personificación de los augurios de algunos expertos que aseguran que la democratización del conocimiento a través de la Red terminará haciendo de las carreras universitarias algo innecesario.

Otros, la mayoría, no van tan lejos: “El valor de la Universidad no es solo transmitir conocimientos, se trata de formar a personas, su identidad, su capacidad crítica y analítica”, dice Roger Chao, profesor de la Universidad de Hong Kong y asesor de la ONU. Pero casi todos admiten que la educación superior está ante un cambio radical y que los campus han de adaptarse a las necesidades de los alumnos y no al revés, como ocurría hasta ahora.


One big problem with open access and why the best way to fix it isn't going to work – Curt Rice

One big problem with open access and why the best way to fix it isn’t going to work – Curt Rice.

There’s a conflict, a tension, an inherent contradiction in the open access movement, and while it could be resolved, that seems increasingly unlikely.

The inconsistency goes like this: the shift to open access publishing started idealistically, with enthusiasm and pressure from the grassroots. The business model for disseminating scientific results would be changed. Instead of putting research into journals that were expensive and exclusive, we would make articles available for free. No charge at all. Ready to be downloaded by anyone with an internet connection.

Shaking in their boots

We developed more and more arguments for open access — not just solidarity with colleagues in poorer countries, but also the (im)morality of paying first for research to be done (through salaries) and then for the articles to be reviewed and edited (through volunteer work for journals) and then paying once again to be able to read them (through subscriptions). Add to this the monopolistic price gouging of the biggest publishers, whose profit rates exceed those of oil companies, and change seemed inevitable.

Wall Street analysts say open access has failed, but their analysis might help us succeed. If we dare.

Some of these arguments worked. Gradually, research councils pulled themselves over the gunwales and got onboard. Governments articulated policies. Universities gave their researchers a nudge.

The publishers started to shake in their boots. They really did. They got worried.

But then they got over it.

And this is where the other side of the inconsistency comes into play. The tension in the movement is that its idealistic and anarchistic origins are in conflict with what is needed for success, namely a clear message articulated by visible and visionary leadership.


Cómo el MIT atrapó a Aaron Swartz

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/21/actualidad/1358794889_883283.html

La institución académica participó activamente en la persecución del activista cibernético

Aaron Swartz en enero / Michael Francis McElroy (AP)

Hace unos meses, un misterioso visitante utilizó la red de Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) para descargar y copiar millones de artículos de investigación que pertenecían a JSTOR, la organización sin ánimo de lucro que vende suscripciones a las universidades.

El visitante era listo, ya que cambiaba su identificación para evitar ser bloqueado por el sistema de seguridad del MIT. Con el tiempo, la universidad pensó que había detenido la intromisión. Sin embargo, el 3 de enero de 2011, de acuerdo con documentos internos del MIT a los que el New York Times tuvo acceso, la universidad fue informada de que el intruso había vuelto. Esta vez descargando documentos muy lentamente, con un nuevo método de acceso, para no llamar la atención de los expertos en seguridad. “El usuario no estaba usando los métodos típicos para acceder a la intranet del MIT”, concluyó Mike Halsall, un analista de seguridad de la institución.

Lo que los representantes de la universidad no sabían era que el intruso era Aaron Swartz, una de las mentes más brillantes del mundo de la tecnología y un defensor del acceso libre a la información, que contaba además con una beca de colaboración en Harvard.