Organizaciones Latinas preocupadas por reforma electoral argentina

Las abajo firmantes, organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos y civiles en entornos tecnológicos, expresamos nuestra profunda preocupación por el proyecto de ley argentino para la incorporación de tecnologías informáticas en la emisión del voto.Seguidamente, detallaremos tres puntos clave del proyecto aprobado en la Cámara de Diputados Argentina que tendrían un impacto negativo en los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Fuente: Organizaciones Latinas preocupadas por reforma electoral argentina


Por qué algunas iniciativas contra la pornografía infantil en la red son una mala idea – ONG Derechos Digitales

Por qué algunas iniciativas contra la pornografía infantil en la red son una mala idea – ONG Derechos Digitales.

Hace algún tiempo hay una peligrosa tendencia mundial que, por cierto, tiene cabida también en Latinoamérica: regulaciones que bajo el atendible pretexto de combatir la pornografía infantil en Internet, terminan afectando los derechos humanos de una enorme mayoría de usuarios. Argentina nos trae un nuevo caso.

Un nuevo proyecto de ley contra la pornografía infantil se presentó en Argentina. Foto CC BY(Lars Plougmann)-SAUn nuevo proyecto de ley contra la pornografía infantil se presentó en Argentina.
CC BY(Lars Plougmann)-SA

El año pasado les contábamos las iniciativas en Inglaterra y Perú que buscaban perseguir la pornografía infantil de maneras que solo ponían en riesgo los derechos de los ciudadanos. Chile tampoco es ajeno a esta tendencia: hace algunos años se aprobó un proyecto de ley buscando obligar el registro de usuarios de cibercafés con la excusa de combatir la pornografía infantil (artículo que después de la intervención de Derechos Digitales fue declarado inconstitucional).

La última muestra de esta tendencia se produjo hace solo algunas semanas en Argentina, donde la senadora Sandra Giménez presentó un proyecto de ley que busca obligar a las empresas proveedoras de Internet (ISPs) a la instalación de filtros que permitan bloquear el acceso a sitios con pornografía y que serán determinados por la Comisión Nacional de Comunicaciones.


El debate sobre buscadores en el país | La Voz del Interior

El debate sobre buscadores en el país | La Voz del Interior.

En Europa, hubo un fallo a favor de sacar los datos personales de los resultados. En la Argentina, ya se registran consultas.

0

Un día, Mario Costeja González comprobó que al escribir su nombre en Google aparecía el viejo anuncio de la subasta en la que remataban sus bienes. Habían pasado años y el hombre no tenía deudas. Pero su nombre seguía ligado a un pasado moroso.

Ahora, cuando alguien busca el nombre de este español, ya no aparece el aviso de subasta sino la historia que comenzó a debatirse en los tribunales europeos cuando Costeja González le pidió a Google que deje de mostrar esa información. Básicamente, lo que el hombre pedía era ser olvidado. Justo en Internet, la tierra de la memoria permanente.

En mayo pasado, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinó que los buscadores están obligados a eliminar de los resultados de búsqueda datos personales que afecten a una persona, aunque reconoce que se debe analizar cada caso en particular. Tras el fallo, y rápido de reflejos, Google subió un formulario para que los usuarios europeos puedan pedir el retiro de información. En un mes, recibió 70 mil solicitudes.

Si bien la resolución sólo afecta a Europa, nuestro país no es ajeno al debate. Abogados locales, especializados en Derecho informático, reconocen atender consultas de interesados en que Internet olvide su pasado.

“Vos sos lo que Google dice que sos”, dijo a La Voz del Interior el abogado Daniel Monastersky, titular de la asociación Identidad Robada.

Monastersky considera que el fallo europeo es “muy bueno”, pero advierte sobre el riesgo de que sea el propio Google el que disponga qué contenido se baja y cuál no. “En Argentina hemos hablado de que haya una acción expedita ante la Justicia, que sea un trámite sumarísimo, para que un juez sea quien defina qué contenido se elimina, y no una empresa”, dijo.

Ramiro Álvarez Ugarte, de la Asociación por los Derechos Civiles, considera que el fallo europeo deja demasiado lugar a las interpretaciones, e inaugura un derecho sin reconocer las controversias que puede generar. “Nos preocupa la información pública que podría quedar afuera de Internet”, sostiene.

“La pregunta es a quién le toca definir qué es información pública. Nuestra visión es que tienen que hacerlo los ciudadanos”, indica. Para Álvarez Ugarte, es complicado dejar esa potestad en mano de los jueces, no sólo por el riesgo de “paternalismo judicial”, sino también por los altos costos de litigación para las empresas más chicas, lo que terminaría siendo un incentivo para que actúen sin llegar a tribunales.

Para el abogado, si la definición corre por cuenta de las empresas, el escenario es peor aún. “Es un incentivo grande para que ejerzan censura privada”, sostiene. Como alternativa al derecho al olvido, Álvarez Ugarte propone la implementación del derecho a réplica, donde la persona explique que esa información ya no tiene vigencia.


Internet bajo censura: bloquean The Pirate Bay en Argentina – ONG Derechos Digitales

Internet bajo censura: bloquean The Pirate Bay en Argentina – ONG Derechos Digitales.

Los usuarios de Internet en Argentina han visto limitado su uso de Internet, debido a una de las medidas más cuestionables de la llamada “lucha contra la piratería”: el bloqueo al acceso a The Pirate Bay, el célebre sitio que indexa contenidos para compartir mediante BitTorrent. Pero nadie gana con el bloqueo, sino la censura.

Una orden judicial ha decretado el bloqueo de The Pirate Bay en ArgentinaUna orden judicial ha decretado el bloqueo de The Pirate Bay en Argentina

Desde la semana pasada, es imposible entrar a The Pirate Bay en Argentina. En el marco de una demanda por infracción a la ley de propiedad intelectual, la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas (CAPIF) y otras sociedades gestoras de derechos de autor, lograron que un juez ordenara el bloqueo al popular sitio web de intercambio de archivos. Esta no es una sentencia definitiva, sino una medida cautelar que busca resguardar los derechos de los solicitantes de la medida.

En distintas partes del mundo, The Pirate Bay ha sido objeto de incontablesdemandas judicialesbloqueo a sus direcciones webincautación de sus nombres de dominio y hasta encarcelamiento de sus fundadores. Pero el sitio sigue tan vivo como las ganas de echarlo abajo.

¿Tiene sentido el bloqueo en Argentina? ¿Es una medida respetuosa de los derechos humanos? ¿Es siquiera útil? La respuesta corta es que no. Las razones abundan y explicamos algunas de ellas a continuación.


Las claves del fallo contra el sitio The Pirate Bay | La Voz del Interior

Las claves del fallo contra el sitio The Pirate Bay | La Voz del Interior.

La medida fue ordenada por un juez a partir de una presentación conjunta de Capif, Sadaic y discográficas. Sostiene que se “facilita” la violación de derechos.

6

La noticia sorprendió a la comunidad de Internet. Por orden de la Justicia, The Pirate Bay (TPB), el popular motor de búsqueda para el intercambio de archivos BitTorrent, comenzó a ser bloqueado en Argentina.

La medida fue dispuesta por el juzgado civil 64 de Buenos Aires. Si bien laresolución data de marzo, se conoció recién el lunes pasado, cuando se supo que la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) instruyó a los proveedores de Internet a que bloqueen el sitio. A continuación, las claves de una resolución que genera críticas, adhesiones y hasta hackeos

Quiénes solicitaron la medida. La presentación fue hecha por Capif, la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (Sadaic), y seis discográficas.

El bloqueo. El juez Gastón 
Matías Polo Olivera ordenó 
bloquear el acceso de usuarios desde Argentina a las direcciones IP que opera el sitio y bloquear los nombres de dominio (DNS), adoptados por The 
Pirate Bay.

Disposición. Esta semana se conoció que la Comisión Nacional de Comunicaciones instruyó a las empresas proveedoras de Internet para que realicen el bloqueo. La notificación alcanzó a Speedy, Movistar, Fibertel, Prima, Telecentro, Iplan, Arnet, Personal, Metrotel, Sion y Claro.

Su alcance. El bloqueo no se da en el marco de un juicio, sino que se desprende de una medida autosatisfactiva, que es tomada por un juez en casos considerados excepcionales y urgentes. Estas disposiciones se mantienen en el tiempo, salvo que el afectado, en este caso The Pirate Bay, apele y haya un pronunciamiento judicial contrario. “Es una medida per se , no es que se está esperando una definición de juicio como suele pasar cuando hay una medida cautelar”, explicó Beatriz Busaniche, de Fundación Vía Libre, a radio FM La Tribu.


María Kodama y su acusación a Taringa y Planeta Sedna por difusión de obra de Borges online | Manzana Mecánica

María Kodama y su acusación a Taringa y Planeta Sedna por difusión de obra de Borges online | Manzana Mecánica.

María Kodama volvió a aparecer en los medios, producto de una nueva acción legal impuesta por la viuda y “heredera universal” de la obra de Borges para impedir el acceso a la obra del autor. Esta vez los acusados son el sitio web Taringa y el portal Planeta Sedna. El delito: difundir sin permiso la obra de Borges, y por lo tanto, infringir los derechos de autor de los que ella es propietaria.

“Borges es el autor más pirateado del planeta” se quejó Kodama. Viéndolo desde el punto de vista monetario, ya sabemos que el típico argumento de “libro descargado = libro no vendido” es bastante cuestionable. Por el contrario, la descarga de la obra de Borges podía incentivar a estos lectores a comprar su obra, cuestión que ha sido demostrada en estudios llevados a cabo en otras áreas, como en la industria del software o de la música por ejemplo.

Kodama es un gran ejemplo de los vicios que genera el sistema de propiedad intelectual

Sin embargo, más allá de la cuestión del acceso, el problema es que Kodama no está solamente en contra de que los lectores accedan a la obra de Borges, sino que además está en contra de la intertextualidad, la apropiación y la reescritura, lo cual finalmente significa limitar las posibilidades de la creación literaria. Esto se aprecia en, por nombrar sólo algunos, sus denuncias en contra de autores como Agustín Fernández Mallo y Pablo Katchadjian. Lo anterior constituye una gran paradoja, si consideramos que la obra de Borges es en sí misma reescritura, apropiación e intertextualidad, donde el autor, mediante estos procedimientos, hace continuas referencias a otros autores en su obra. Incluso, su obra “Pierre Menard, autor del Quijote” trata sobre un escritor, Menard, que busca reescribir la obra de Cervantes mediante su reproducción palabra por palabra, con lo cual reflexiona sobre la autoría, la reescritura y la recepción de los textos literarios por parte de los lectores.