Chelsea Manning released from military prison | US news | The Guardian

Chelsea Manning, the army private who released a vast trove of US state secrets and was punished by the US military for months in penal conditions denounced by the UN as torture, has been released from a military prison in Kansas after serving seven years of a 35-year sentence.

Fuente: Chelsea Manning released from military prison | US news | The Guardian


If Trump leaks are OK and Clinton leaks aren’t, there’s a problem | Trevor Timm | Opinion | The Guardian

Journalists should always publish newsworthy information – even if its from a potentially biased source. This election should be no different

Fuente: If Trump leaks are OK and Clinton leaks aren’t, there’s a problem | Trevor Timm | Opinion | The Guardian


Filtraciones: la neutralización de los fiscales subalternos – El Mostrador

El vínculo virtuoso estaría definido por una alianza estratégica establecida entre un grupo de fiscales subalternos con ansias de justicia y un segmento de periodistas críticos que alentarían un renacer disciplinario respaldado en la proliferación de medios alternativos y el explosivo avance de nuevas plataformas y tecnologías comunicacionales.

Fuente: Filtraciones: la neutralización de los fiscales subalternos – El Mostrador


Those Demanding Free Speech Limits to Fight ISIS Pose a Greater Threat to U.S. Than ISIS

We’ve been told for years that The Terrorists “hate our freedoms,” yet we cannot seem to rid ourselves of those who think the solution is to voluntarily abolish those freedoms ourselves.

Fuente: Those Demanding Free Speech Limits to Fight ISIS Pose a Greater Threat to U.S. Than ISIS


Chile: Diputados modifican redacción del polémico “proyecto de ley de medios digitales” – ONG Derechos Digitales

Chile: Diputados modifican redacción del polémico “proyecto de ley de medios digitales” – ONG Derechos Digitales.

Pese a la férrea resistencia de sus autores, se acogieron los reparos de Derechos Digitales a los proyectos de ley que modificaban la Ley de prensa. Próximamente los proyectos serán votados en la Sala de la Cámara de Diputados.

censuraLa primera versión del proyecto de ley ponía en riesgo la libertad de expresión en Internet

A principios de año se generó una gran discusión en la opinión pública a propósito de dos proyectos que pretendían modificar la Ley de prensa y que, debido a una técnica legislativa deficiente, posibilitaban la afectación de la libertad de expresión en Internet.

El llamado “proyecto de ley de medios digitales” en realidad correspondía a dos boletines (números 9460-19 y 9461-19), presentados en la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, que  establecía una serie de requisitos y obligaciones para los medios de comunicación en Internet, como los periódicos digitales; pero dado la amplia definición de medio de comunicación en la ley chilena, en la práctica podía ser extensivo a cualquier plataforma web.

Pese a que los promotores del proyecto insistieron en su buena voluntad a la hora de proponer la reforma y negaron los potenciales peligros del intento legislativo (denunciados por distintas organizaciones profesionales y sociales) ambos proyectos fueron retirados de su votación en la Cámara de Diputados, para volver a ser revisados por la Comisión de Ciencia y Tecnología y así mejorar su redacción.

Hace algunos días se dio a conocer el detalle del  informe de la Comisión, que esta vez fusiona ambos proyectos e incluye una redacción diferente a la que fue objeto de críticas, estableciendo que:

La comisión de ciencia y tecnología está discutiendo un proyecto de ley que cambiaría el estatuto de los medios de comunicación en Internet. CC BY (dw capital GmbH) SALa Comisión de Ciencia y Tecnología finalmente atendió las críticas formuladas al proyecto y reformuló su redacción. CC BY (dw capital GmbH) SA

“Bajo ningún aspecto, las diferentes plataformas digitales se considerarán ‘diario’ de conformidad a esta ley, sin el consentimiento expreso de sus propietarios.”

Esta indicación evita los problemas que ilustramos anteriormente, es decir quien posean una plataforma web deberán expresar su voluntad de ser considerado un medio de comunicación y así tener derecho a los beneficios que propone el proyecto de ley, cumpliendo además con las imposiciones que exige.


WikiLeaks threatens legal action against Google and US after email revelations | Technology | The Guardian

WikiLeaks threatens legal action against Google and US after email revelations | Technology | The Guardian.

 in New York

WikiLeaks Sarah Harrison
 WikiLeaks journalist Sarah Harrison addresses the media at the Geneva Press Club on Tuesday. Photograph: Pierre Albouy/Reuters

WikiLeaks is fighting back in an escalating war with both Google and the US government, threatening legal action the day after demanding answers for the tech giant’s wholesale handover of its staffers’ Gmail contents to US law enforcement.

The targets of the investigation were not notified until two and a half years after secret search warrants were issued and served by the FBI, legal representatives for WikiLeaks said in a press conference on Monday.

“We’re looking at legal action not only with Google but to those who actually turned in the order,” said Baltasar Garzón, the head of Julian Assange’s legal defence team. Calling the order illegal and arbitrary, Garzón said insisted “any information that would be used from the taking of documents [this way] will be considered as biased, illegal and will cancel the whole proceedings.”

“I’m not sure what craziness – what desperation – went into the US to make them behave this way, but this is … a clear violation of rights,” Garzón said.

“Our policy is to tell people about government requests for their data, except in limited cases, like when we are gagged by a court order, which sadly happens quite frequently,” a Google spokesperson said in a statement to the Guardian. “We’ve challenged many orders related to WikiLeaks which has led to disclosures to people who are affected. We’ve also pushed to unseal all the documents related to the investigation.”

Michael Ratner, a member of the Assange legal team in the US and president emeritus of the Center for Constitutional Rights, said that WikiLeaks had sent a letter to Google’s executive chairman, Eric Schmidt, asking why the company waited so long before notifying the targets of the warrants.

On Monday, Ratner went further, saying that WikiLeaks would decide on what legal action to take depending on Google’s response to the letter, which he said was expected within a week.

The notification of the court order was sent by email from Google to WikiLeaks on 23 December 2014 – just before Christmas, a typically quiet time for the news cycle – and was published on WikiLeaks’ site. Google said the legal process was initially subject to a nondisclosure or “gag” order that prohibited Google from disclosing the existence of the legal process.

Ratner told the Guardian that there were several questions as to what that legal process entailed. “Did Google go to court at all?” Ratner said. “Would they have notified us that that ‘we went to court and we lost?’ I don’t know.”

“If they didn’t go to court, that would not be a great move by Google, because you would expect them to litigate on behalf of their subscribers,” he said.

“Perhaps after the Snowden revelation, Google got nervous and decided to go to court,” Ratner added. “My big thing is: did they go to court initially? If they didn’t, I would consider that a real failure.”

The Google court order targeted three WikiLeaks employees: journalist Sarah Harrison, spokesperson and journalist Kristinn Hrafnsson and editor Joseph Farrell.

The wide-ranging scope of the order meant that all email content, including deleted emails, drafts, place and time of login, plus contact lists and all emails sent and received by the three targets – for the entire history of their email account up to the date of the order – had to be handed over to the FBI.


EE UU condena a un exagente de la CIA por revelar información clasificada | Internacional | EL PAÍS

EE UU condena a un exagente de la CIA por revelar información clasificada | Internacional | EL PAÍS.


Jeffrey Sterling fue acusado de entregar a un periodista datos de un programa contra el sistema nuclear iraní

James Risen, el periodista del ‘Times’ que supuestamente recibió información secreta del agente. / BRENDAN SMIALOWSKI (AFP)

  • Enviar
  • Imprimir
  • Guardar

El triángulo lo forman un periodista del diario The New York Times, un exagente de los servicios de inteligencia y el Gobierno de Estados Unidos. En el centro, un programa de la CIA para sabotear el sistema nuclear de Irán. Es uno de los nueve casos en los que la Administración del presidente Barack Obama se ha querellado contra un espía por filtrar información a la prensa. Y ha vuelto a ganar.

Jeffrey Sterling fue condenado este lunes por nueve cargos que abarcan desde revelar información relativa a la “seguridad nacional” a James Risen, periodista y escritor del Times, hasta obstrucción a la justicia. El exagente, de 47 años, permanecerá en libertad hasta el 24 de abril, cuando conozca su sentencia, tras pasar los últimos cinco años intentando demostrar su inocencia.

El Fiscal General, Eric Holder, ha calificado la decisión del jurado en contra de Sterling como “justa y apropiada”. Según el responsable del Departamento de Justicia, “las filtraciones pusieron vidas en peligro y constituyeron una grave violación de la confianza depositada por los ciudadanos” en el agente.

El Gobierno ha asegurado durante el desarrollo de este caso que Sterling actuó por despecho tras ser despedido de la CIA en 2003. El exagente habría contactado con Risen para denunciar lo que consideraba un caso de discriminación laboral, aunque después acabó proporcionándole más información sobre el programa en el que había trabajado y que tenía como objetivo sabotear el sistema nuclear iraní.

El debate sobre la protección de reporteros ha llegado hasta el Congreso, donde se debatió la creación de una nueva ley ‘escudo’ para la prensa

El caso de Sterling cobró especial relevancia en EE UU por estar implicado un periodista del diario más importante del país y que declaró estar dispuesto a ingresar en prisión antes que revelar su fuente. Según el Gobierno, la persona de la que recibió datos para su libro ‘State of War’ siempre fue Sterling, quien no sólo dio detalles de las operaciones en las que estuvo implicado, sino que también puso en peligro a otros agentes.

La negativa de Risen reabrió además un debate entre los medios estadounidenses sobre la protección de sus periodistas en casos como éste. El Gobierno no se querelló contra el escritor, pero sí le exigió que revelara su fuente. A pesar de que el derecho a la confidencialidad sobre el origen de la información está reconocido en varios países e instituciones internacionales, el Gobierno federal de EE UU no lo estipula, por lo que Risen podía haber ido a prisión.


Wikileaks estudia demandar a Google por entregar información a EE UU | Tecnología | Cinco Días

Wikileaks estudia demandar a Google por entregar información a EE UU | Tecnología | Cinco Días.


Wikileaks estudia demandar a Google por entregar información a EE UU

Efe

El equipo jurídico del portal Wikileaks, liderado por el exjuez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón, está estudiando emprender acciones legales contra Google por haber entregado a las autoridades estadounidenses información digital de periodistas de la web.

Así lo anunció hoy el propio jurista en una rueda de prensa en Ginebra, donde expuso la situación personal y jurídica en la que se encuentra el fundador de Wikileaks, Julian Assange, y todas las personas que trabajan en el portal responsable de la filtración de miles de documentos secretos de EEUU.

Garzón explicó que el pasado 23 de diciembre supieron que Google había transmitido a las autoridades estadounidenses toda la información digital con la que contaban de tres periodistas, los británicos Sarah Harrison y Joseph Farrell, y el islandés Kristinn Hrafnsson.

“La obtención de esa información es totalmente arbitraria e ilícita, la obtención ilegal de estos documentos puede impugnar todo el procedimiento”, afirmó Garzón, quien recordó que lo mínimo que Google habría debido hacer era informar a los periodistas de que las autoridades estadounidenses requerían dicha información.


Barrett Brown’s sentence is unjust, but it may become the norm for journalists – Boing Boing

Barrett Brown’s sentence is unjust, but it may become the norm for journalists – Boing Boing.

A journalist was jailed after sharing a hyperlink to a stolen document that he did not steal, and despite the fact that he was not guilty of a crime for linking to it.

By Trevor Timm

Investigative journalist Barrett Brown was sentenced to an obscene 63 months in prison on Thursday, in part for sharing a hyperlink to a stolen document that he did not steal, and despite the fact that he was not guilty of a crime for linking to it.

 

Maybe journalists think this is an anomaly, and some will ignore his case entirely since Brown also pled guilty to other charges that led to part of his sentence too. But be warned: if the White House passes its dramatic expansion of US computer law, journalists will constantly be under similar threat and reporting on hacked documents could become a crime.

How is this possible, you ask? Well, first it’s important to understand the details of Brown’s case.


Journalist Barrett Brown sentenced to 63 months in federal prison – Boing Boing

Journalist Barrett Brown sentenced to 63 months in federal prison – Boing Boing.

He’s already served more than two years in prison on charges related to sources within the Anonymous hacktivist entity.

By Xeni Jardin

A court in Dallas has sentenced Barrett Brown to 63 months in federal prison, minus 28 months already served. For count one in the case, he receives 48 months. For count 2, he receives 12 months. And for count 3, he receives 3 months. He is also ordered to pay $890,000 in restitution.

The government’s charges against the intelligence and security reporter stemmed from his relationship with sources close to the hacker group Anonymous, and the fact that Brown published a link to publicly-available copies of leaked Stratfor documents.

Brown read a statement to the court during the sentencing hearing, and you can read that statement in entirety here.

“Journalists are especially vulnerable right now, Your Honor, and they become more so when the FBI feels comfortable making false claims about them,” Brown wrote:

 

Deny being a spokesperson for Anonymous hundreds of times, and you’re still a spokesperson for Anonymous. Deny being a journalist once or twice, and you’re not a journalist. What conclusion can one draw from this sort of reasoning other than that you are whatever the FBI finds it convenient for you to be at any given moment. This is not the “rule of law”, Your Honor, it is the “rule of law enforcement”, and it is very dangerous.


La nueva cultura informativa: la realidad de los medios digitales – El Mostrador

La nueva cultura informativa: la realidad de los medios digitales – El Mostrador.

La posibilidad de ejercer el periodismo profesional sin ser un medio impreso es hoy más grande que nunca. El aumento de los medios digitales y blogs, así como la reproducción de los grandes diarios en versiones “electrónicas”, es un síntoma de la mutación del periodismo en la era de la información. El contexto actual ofrece un lugar, y esto es lo interesante, a un periodismo alternativo, a ratos contrahegemónico, que ha venido a disputar los estándares sobre qué es información pública, relevante y veraz.

medios digitales

El proyecto de ley presentado por el diputado Farías (PPD) ha gatillado una discusión pública que venía siendo postergada sistemáticamente por las autoridades de turno. Sucede que la realidad informativa nacional está mutando de ser un duopolio imperfecto, a un escenario de influencias multipolares donde los llamados “medios digitales” irrumpen con fuerza. El proyecto de Farías pretende una reforma de la Ley 19.733 por la vía de introducir modificaciones en el artículo 11. Este proyecto parece ser un simple parche normativo ante la emergencia de una nueva cultura informativa que tiene en su base el pluralismo en los medios.

La posibilidad de ejercer el periodismo profesional sin ser un medio impreso es hoy más grande que nunca. El aumento de los medios digitales y blogs, así como la reproducción de los grandes diarios en versiones “electrónicas”, es un síntoma de la mutación del periodismo en la era de la información. El contexto actual ofrece un lugar, y esto es lo interesante, a un periodismo alternativo, a ratos contrahegemónico, que ha venido a disputar los estándares sobre qué es información pública, relevante y veraz. Ese fenómeno merece ser entendido, desde el punto de vista legislativo, como la posibilidad de expandir el derecho a la comunicación. El pluralismo en los medios debe ser la luz que conduzca ese camino. Hasta aquí, el debate sobre medios digitales ha carecido de criterios evaluativos que estimulen una nueva mirada legislativa, debido a la falta de evidencia sobre la realidad digital de los medios de comunicación en nuestro país.

La Ley 19.733 está encasillada en una cultura informativa pre-Internet que continúa siendo aplicada sin ninguna referencia real con los medios digitales. La mera analogía entre un diario impreso y un medio escrito digital implica asumir que los cánones informativos del siglo XIX siguen inalterados pese a la revolución tecnológica que experimentamos. En ese sentido, el proyecto de Farías puede ser el impulso inicial para detonar en la opinión pública la necesidad de pensar un marco normativo para los medios digitales en Chile. Ese debate debe ser llevado a cabo con datos que permitan comprender las realidades ya configuradas y con las cuales la ley debe saber dialogar.


España se queda sin Google News | España | EL PAÍS

España se queda sin Google News | España | EL PAÍS.


Página principal de Google España. / AFP

Enviar a LinkedIn4
Enviar a TuentiEnviar a Eskup

EnviarImprimirGuardar

El servicio de noticias Google News ha echado hoy el cierre en España en respuesta a la nueva Ley de Propiedad Intelectual que, a partir de enero de 2015, obligará a los agregadores a pagar una tasa a los editores por indexar y reproducir su información. Los contenidos de prensa se podrán seguir consultando través del buscador, pero no de Google News, que funciona en 70 países y está disponible en 35 idiomas. España, donde el servicio de noticias tiene 385.000 usuarios únicos al mes, sin contar los accesos desde los teléfonos móviles, se convierte en el primer país donde la empresa californiana interrumpe su actividad.

El ministro Wert considera que el gigante americano se ha precipitado al cerrar su servicio de noticias en España

El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, responsable de la norma, considera que Google se ha adelantado al tomar la decisión de cerrar Google News en España, ya que la suma de esa “compensación equitativa” aún no se ha fijado. La compañía, sin embargo, anunció la semana pasada que la decisión es “irrevocable”.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha apuntado este martes que ninguna decisión debe tomarse “con carácter irreversible” y que la ley se aprobó tal y como sugirieron los editores. “Han sido los propios editores los que plantearon una tasa al Gobierno para los enlaces que se hacían directamente a sus portales. Ahora tendrá el propio sector que ver cuál es el impacto en términos reales de no disponer de esa herramienta. Hasta que eso no se valore y haya pasado un tiempo suficiente no habrá las circunstancias objetivas para adoptar medidas adicionales”, ha atajado.


Ley de medios digitales en Chile: registrar, dificultar y castigar – ONG Derechos Digitales

Ley de medios digitales en Chile: registrar, dificultar y castigar – ONG Derechos Digitales.

Al legislar, los parlamentarios de la región deben tener presente que las libertades de emitir opinión y la de informar, sin censura previa, constituyen derechos fundamentales, que incluyen el derecho a no ser perseguido ni discriminado a causa de las propias opiniones y el derecho de buscar y recibir informaciones, y difundirlas por cualquier medio. Todo lo anterior, sin imponer trabas directas o indirectas al ejercicio de estos derechos.

Por Francisco Vera y Rayén Campusano

La comisión de ciencia y tecnología está discutiendo un proyecto de ley que cambiaría el estatuto de los medios de comunicación en Internet. CC BY (dw capital GmbH) SALa comisión de ciencia y tecnología está discutiendo un proyecto de ley que cambiaría el estatuto de los medios de comunicación en Internet. CC BY (dw capital GmbH) SA

Durante los últimos años, en Latinoamérica hemos visto como diversas leyes de medios, telecomunicaciones, delitos informáticos, o de otra índole, afectan el derecho a la libertad de expresión de diversas formas, ya sea facilitando actos de censura, la identificación de usuarios, la imposición de cargas a los medios de comunicación u otros mecanismos. Lamentablemente, proyectos de Ley presentados en Chile quieren sumar al país a esa tendencia.

En la Comisión de Ciencias y Tecnología de la Cámara de Diputados de Chile se están discutiendo dos proyectos de ley que modifican la Ley N° 19.733 “Sobre Libertad de Opinión e Información y el Ejercicio del Periodismo”, para incluir a los periódicos electrónicos o digitales como medios de comunicación social.

¿Qué implican los proyectos en cuestión?

La Ley sobre Libertad de Opinión e Información y el Ejercicio del Periodismo, vigente desde el año 2001, define qué es un medio de comunicación social, con términos amplios y con independencia del soporte utilizado, dejando por ende a los medios electrónicos incluidos en esta definición, sin necesidad de declaración posterior. Lo anterior se extiende incluso a la aplicación de los delitos de injurias y calumnias1 con publicidad a cualquier publicación en Internet.

El proyecto en cuestión pretende considerar como diario2 a todo periódico digital que se publique a lo menos cuatro días en cada semana y cumpla los demás requisitos legales. De esta forma, los proyectos no apuntan realmente a que se consideren los periódicos electrónicos o digitales como medios de comunicación social, sino a considerarlos expresamente como diarios.3

 Es necesario contar con más y mejor libertad de expresión, no con una Ley cuyo fin posible es implementar cargas injustificadas a la publicación de contenidos por Internet.Es necesario contar con más y mejor libertad de expresión, no con una Ley cuyo fin posible es implementar cargas injustificadas a la publicación de contenidos por Internet.

Así, y debido a la poca claridad de los fines perseguidos por estos proyectos de Ley, sólo cabe plantear que su redacción apunta a imponer mayores cargas y requisitos a los medios digitales, lo que sumado a la ambigüedad de las normas involucradas podría significar que esas cargas terminen extendiéndose  a cualquier forma de expresión en la web chilena que se renueve más de cuatro veces a la semana, incluyendo publicaciones en Facebook, blogs de uso personal, una cuenta de Twitter, páginas como “jaidefinichon.cl”, “porlaputa.cl”, o incluso plataformas como ONG Derechos Digitales.


WikiLeaks reveals Australian gagging order over political bribery allegations | World news | The Guardian

WikiLeaks reveals Australian gagging order over political bribery allegations | World news | The Guardian.

Superinjunction reported to have been issued on 19 June to block reporting of claims involving international politicians
WikiLeaks screensaver

In a statement published with the leak, Julian Assange, Wikileaks founder, said the gagging order relates to a case that “concerns the subsidiaries of the Australian central bank”. Photograph: Karen Bleier/AFP/Getty Images

A sweeping gagging order issued in Australia to block reporting of any bribery allegations involving several international political leaders in the region has been exposed by WikiLeaks.

The prohibition emerged from a criminal case in the Australian courts and applies throughout the country. It was issued by the criminal division of the supreme court of Victoria in Melbourne “to prevent damage to Australia’s international relations that may be caused by the publication of material that may damage the reputations of specified individuals who are not the subject of charges in these proceedings”.

The Australia-wide gagging order is a superinjunction, which means it also contains a clause insisting that the terms of the order itself should remain secret. It was issued on 19 June and states: “Subject to further order, there be no disclosure, by publication or otherwise, of any information (whether in electronic or paper form) derived from or prepared for the purposes of these proceedings including the terms of these orders.”

In a statement published with the leak, Julian Assange, the founder of WikiLeaks, said the gagging order relates to a case that “concerns the subsidiaries of the Australian central bank”.

He said it was the first blanket suppression order of this nature in Australia since 1995. “With this order, the worst in living memory, the Australian government is not just gagging the Australian press, it is blindfolding the Australian public,” said Assange, who is himself Australian. “This is not simply a question of the Australian government failing to give this international corruption case the public scrutiny it is due. Foreign minister Julie Bishop must explain why she is threatening every Australian with imprisonment in an attempt to cover up an embarrassing corruption scandal involving the Australian government. The concept of ‘national security’ is not meant to serve as a blanket phrase to cover up serious corruption allegations involving government officials, in Australia or elsewhere. It is in the public interest for the press to be able to report on this case.”


¿Contra la libertad de expresión? | ELESPECTADOR.COM

¿Contra la libertad de expresión? | ELESPECTADOR.COM.

El alto tribunal confirmó la sentencia a 18 meses de prisión contra Gonzalo Hernán López por un comentario en la página en internet del diario ‘El País’ de Cali.

Por: Juan Sebastián Jiménez Herrera
  • 62

¿Contra la libertad de expresión?López fue condenado por un comentario a una noticia de elpais.com.co en la que se menciona a la presidente de Fededepartamentos, Gloria Escalante. / Ilustración

En un fallo sin precedentes, la Corte Suprema de Justicia acaba de confirmar la condena a 18 meses y 20 días de prisión contra un internauta, Gonzalo Hernán López, por un comentario que dejó en el foro de los lectores de una noticia publicada por elpais.com.co en la que se mencionaba a la hoy directora de la Federación de Departamentos, Gloria Escalante.

“Y con semejante rata como Escalante que hasta del Club Colombia y Comfenalco la han echado por malos manejos que (sic) se puede esperar… ¿El ladrón descubriendo ladrones? ¡Bah!”, fue el comentario hecho por López a la nota titulada “Siguen capturas por ‘cartel de becas’ en Emcali”, publicada por El País de Cali el 26 de noviembre de 2008.

El director de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), Pedro Vaca, mostró serios reparos al fallo. “Este es un caso desproporcionado. Y la Corte Suprema, en vez de corregir eso y adaptarlo a estándares de libertad de expresión, lo que hace es dejarlo pasar y no abordar el debate de fondo. Es desproporcionado y el impacto que puede tener en el resto de foros de los lectores es muy delicado porque los foros en las páginas web de los periódicos suelen tener este tipo de comentarios. No es que este comentario sea la excepción”.

Por su parte, el analista Omar Rincón indicó que si la justicia va a considerar injuria lo dicho por López pues “(Álvaro) Uribe debería estar en la cárcel por todos los señalamientos que ha hecho y la cantidad de cosas que ha dicho que no son ciertas. Esto muestra una tendencia: que los jueces, la izquierda y la derecha, todos a los que les gusta ser los dueños de la verdad, tienen problemas con internet”.

Y agregó: “Si lo hacen ellos, está bien; si lo hace cualquier ciudadano, es gravísimo. Hay un clasismo alrededor de la opinión. Como si hubiera unos legitimados para opinar. En cambio a un pobre ciudadano que quiso desahogarse lo condenan. Esa es la lucha de internet: que todo ciudadano puede entrar en un diálogo robusto, moral. Ahí hay una discriminación. Si en la prensa tú puedes decir lo que quieras, ¿por qué internet tiene que ser penalizada?”.


Google comienza a aplicar el derecho al olvido y varios medios se quejan

Google comienza a aplicar el derecho al olvido y varios medios se quejan.

Varios medios de comunicación se han quejado por la retirada de los resultados de Google de algunos de sus artículos, que ellos consideran de interés público

El buscador ha empezado a aplicar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que garantiza el derecho al olvido a los ciudadanos europeos, aunque la AEPD considera que podría estar extralimitándose

 

 

Medios británicos critican la "torpeza" de Google al aplicar el derecho al olvido

 

 

La puesta en marcha del ‘ derecho al olvido’ por parte de Google, según lo dictado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), ha sembrado la polémica entre los medios de comunicación. Los primeros en dar la voz de alarma han sido los afectados, como la BBC o The Guardian, a quienes el buscador ha notificado la retirada de algunos de sus artículos a causa de las solicitudes recibidas.

Una noticia en The Guardian sobre un árbitro de fútbol que mintió sobre un penalti fue retirada, aunque ante las quejas del periódico británico la compañía ha dado marcha atrás. La BBC recibió una comunicación sobre un artículo en el que se contaba la historia del ex CEO de Merrill Lynch, Stan O’Neal, cuyas prácticas de riesgo llevaron a la institución financiera a una situación desastrosa y quien después cobró una prima por despido de 161,5 millones de dólares. En este caso no se sabe quién ha pedido la eliminación de los resultados porque el enlace sigue apareciendo si se busca ‘Stan O’Neal’.

Los artículos no desaparecen de los resultados de Google (ni mucho menos de Internet, aunque a veces el buscador se identifique con la Red), solamente permanecen ilocalizables si se busca el nombre del implicado en cuestión, quien ha realizado la solicitud de retirada, desde dentro de la Unión Europea. También aparecen buscándolos desde google.com.

Si se buscan los hechos que se narran en el artículo los resultados del buscador lo muestran. El formulario online que tienen que rellenar quienes quieren hacer uso de su derecho al olvido exige que la petición la haga la persona en cuestión o su representante legal, aportando la identificación correspondiente.

El autor del artículo sobre Stan O’Neal, Robert Peston, ha aclarado en un post que el artículo cuenta con un buen número de comentarios y es posible que uno de sus autores haya sido el que ha enviado la petición a Google. A raíz de esto lanza una cuestión al aire y se pregunta sobre toda la gente que ha dejado comentarios en sitios web y blogs.

El periódico El Mundo, en España, también ha recibido una notificación por parte de Google, sobre la retirada de una noticia relacionada con un proceso judicial contra varios directivos de la entidad Riviera Coast Invest. Pese a que gran parte de la polémica se ha generado en torno al artículo sobre Stan O’Neal en la BBC, donde el protagonista del mismo no ha tenido nada que ver, la preocupación ante la retirada de enlaces de interés público por parte del buscador persiste.


Is Revealing Secrets Akin to Drunk Driving? Intelligence Official Says So – The Intercept

Is Revealing Secrets Akin to Drunk Driving? Intelligence Official Says So – The Intercept.

By 

The intelligence community’s top lawyer on Friday defended the Obama administration’s hostility toward revelations of national security secrets — and likened the act of publishing them to drunk driving.

Robert Litt, general counsel to the Office of the Director of National Intelligence, used the drunk-driving analogy to excuse his inability to cite any specific harm to individuals by news stories based on leaks from former NSA contractor Edward Snowden.

“We ban drunk driving in this country,” Litt asserted, arguing on a panel with four top news editors that not every crime has an identifiable victim.

Litt made the same argument earlier this week, at an event in Washington for Sunshine Week:  ”Not every drunk driver causes a fatal accident, but we ban drunk driving because it increases the risk of accidents.  In the same way, we classify information because of the risk of harm, even if no harm actually can be shown in the end from any particular disclosure.”

But Litt’s analogy  did not go over well with the other members of the panel on Friday. New Yorker editor David Remnick fired back, incredulously: “Is journalism drunk driving??”

Remnick said that by Litt’s logic, any reporting on leaked material would cause damage. “Your balance is we do nothing,” he said.

Litt, who has become the point person for the administration’s defense of its surveillance programs, was speaking at a journalistic symposium on  Secrets and Sources in the New York Times  auditorium. He responded combatively to the event’s main theme: the importance of holding the government accountable.

“There ought to be an adversarial approach between the press and the government,” Litt said. “But,” he added with a touch of menace, ”it’s a two-way process.”


"Tasa Google": por qué todos están a la gresca con la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual

“Tasa Google”: por qué todos están a la gresca con la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual.

El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, tiene esa habilidad para liarla. En esta ocasión, con el proyecto de reforma de la Ley de Propiedad intelectual (LPI) y, en concreto, con la inclusión de una mal llamada “tasa Google” que obligará a los agregadores de noticias a compensar a los editores de prensa. Casi nadie está contento y, los que lo están, andan a la gresca sobre cómo, quién y a quién se le cobra la factura.

Parte de la bronca viene del simple hecho de que no se conoce la redacción definitiva y oficial del texto de la reforma. Aunque no es costumbre de este Gobierno, bien podrían haber publicado su articulado el viernes, tras su aprobación en el Consejo de Ministro. Al menos se sabrían ya las reglas del juego.

Si damos por buena la redacción del proyecto publicada en El País (DOC), el artículo 32, dedicado a las reseñas y citas, modifica su apartado 2 para establecer que los agregadores que usen “fragmentos no significativos de contenidos divulgados en publicaciones periódicas o en sitios Web de actualización periódica y que tengan una finalidad informativa, de creación de opinión pública o de entretenimiento, no requerirá autorización, sin perjuicio del derecho del editor o, en su caso, de otros titulares de derechos a percibir una compensación equitativa”. Además, “este derecho será irrenunciable y se hará efectivo a través de las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual”.

Pero, ¿quién es un agregador de contenidos? Todo el mundo señala a Google, en particular su servicio de Noticias (Google News). Pero también los son Microsoft y su buscador Bing y Yahoo Noticias. Lo es también Menéame, aunque aquí son los propios usuarios los que cuelgan las noticias. Y lo son además la decena de apps para móviles que, como Flipboard, Zite o el Currents de Google, agrupan en vistosas revistas información de muchos sitios.

Por su posición en el mercado, Google puede ser el más afectado. De ahí que la llamen la “tasa Google”. En sus oficinas en España aún están valorando el alcance de la reforma y todavía no quieren tomar una postura pública. Del resto, sólo Menéame se ha posicionado radicalmente en contra de esta tasa por considerarla “injusta, innecesaria y perjudicial para empresas españolas y hasta a los propios medios de comunicación”. Y no descartan cerrar o exiliarse.


El Gobierno quiere que Google pague por usar contenidos con derechos de autor | Cultura | EL PAÍS

El Gobierno quiere que Google pague por usar contenidos con derechos de autor | Cultura | EL PAÍS.


Un usuario accede fraudulentamente a contenidos sujetos a derechos de autor.

Enviar a LinkedIn33
Enviar a TuentiEnviar a MenéameEnviar a Eskup

EnviarImprimirGuardar

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Cultura, José Ignacio Wert, han comparecido tras el Consejo de Ministros que ha dado el visto bueno al borrador del anteproyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que ahora debe continuar su tramitación parlamentaria con los ánimos del sector encendidos.

Una de las principales novedades es que el Gobierno propone una suerte de tasa Google, como la existente en Alemania. El texto establece el derecho de los agregadores de noticias (como GoogleNews) a que se usen fragmentos no significativos de “información, opinión o entretenimiento” sin autorización previa. Para ello, sin embargo, sí se tendrá que pagar una “compensación equitativa”, según ha explicado Wert. Lo que no ha precisado es cómo y quién decidirá qué son “fragmentos no significativos” ni de qué modo se calculará el monto de esa compensación. Esta medida “excluye las fotografías, cuyo uso siempre requiere de autorización, y la actividad de búsqueda por palabras que lleve a la página original, que no requerirá de autorización ni compensación”. Desde Google no se hace ninguna valoración, a la espera de ver el texto definitivo.


La falta de Neutralidad en la Red pone en peligro la libertad de prensa | Periodismo Ciudadano

La falta de Neutralidad en la Red pone en peligro la libertad de prensa | Periodismo Ciudadano.

neutralidad

La decisión judicial adoptada por la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense vuelve a poner en entredicho la futura neutralidad en la red, además de entrañar numerosas implicaciones para el futuro del periodismo y la libertad de prensa.

Así lo pone de manifiesto el periodista y corresponsal en un artículo para la PBS y en FreePress.net.

internetDe acuerdo con un estudio realizado por el Pew Research Center, Internet está aumentando la forma en que distribuimos y consumimos noticias. Según estos datos: el 50% de los estadounidenses citan Internet como su “principal fuente de noticias nacionales e internacionales. Aún por debajo de la televisión, pero muy por encima de los periódicos y la radio”. “En los jóvenes el número es del 71%”.

Este estudio confirma una tendencia al alza, en la que los medios sociales se consolidan como una fuente de noticias cada vez más frecuente ya que “el 19% de los estadounidenses vio las noticias en una red social” en 2012, más del doble que en 2010 con un 9 %.

redesEstos datos rebelan la necesidad de proteger la red y el acceso a la información. “El futuro del periodismo está ligado al futuro de Internet”, destaca Josh Stearns, de ahí que “la decisión del tribunal debería preocupar a periodistas y editores digitales”.

Todos acabaríamos por sufrir las consecuencias de esta ley que podría permitir a las grandes proveedoras de banda ancha obstaculizar la capacidad de los usuarios para acceder a otras fuentes alternativas de noticias para promover su propia información, o aquella que les resulte más rentable.

Las principales beneficiarias tras esta medida, que analiza en detalle Jennifer Yeh desde Free Press, serán las grandes compañías de contenido, además de menoscabar la capacidad de las personas para acceder en igualdad de condiciones a la pluralidad de fuentes alternativas e independientes que han ido haciéndose un hueco en la red, a pesar de contar con muchos menos recursos económicos. Bajo estas directrices, el propio trabajo de los periodistas ciudadanos se vería seriamente comprometido, de ahí que  afirme:

Ningún periodista o editor debe ser rehén de los caprichos comerciales o políticos de un proveedor de servicios de Internet.


Tarantino demanda a un sitio web por la filtración de guión de su próxima película – El Mostrador

Tarantino demanda a un sitio web por la filtración de guión de su próxima película – El Mostrador.

 

tarantino

El director de cine estadounidense Quentin Tarantino demandó al sitio web de noticias de chismes de farándula Gawker por haber violado las leyes de derechos de autor al publicar un enlace al guión de su próxima pasada.

La semana pasada, un blog del sitio web Gawker publicó un enlace a la película “The Hateful Eight”, por lo que Tarantino decidió paralizar el rodaje.

El sitio web aún no ha retirado el vínculo al guión pese a la solicitud de los abogados de Tarantino para que lo hagan.

La defensa de Tarantino asegura que, al publicar el guión, el sitio web está restándole al cineasta los beneficios de una posible publicación.

Pero Gawker dice que proveer el enlace es su deber para proveer información.


Sentencia contra la Wikipedia en Alemania: una noticia buena y otra mala | Manzana Mecánica

Sentencia contra la Wikipedia en Alemania: una noticia buena y otra mala | Manzana Mecánica.

URL destacada (itworld.com): http://www.itworld.com/internet/384477/wikimedia-liable-contents-wikipedia-articles-german-court-rules

Un tribunal en Stuttgart ha publicado una sentencia respecto a un juicio contra Wikipedia. La parte acusadora, identificada sólo por la inicial “H.”, es una personalidad televisiva que acusó a Wikipedia respecto a un artículo en el cual se indicaba que había hecho un saludo Nazi en televisión y que había trivializado la pedofilia. El artículo en cuestión utilizaba como fuente un reportaje en un periódico, pero “H.” probó que lo reportado por el periódico era falso.

La mala noticia es que la Fundación Wikimedia es obligada, bajo amenaza de tener que pagar 250.000 euros, a retirar estas dos informaciones y a abstenerse de incluirlas en la enciclopedia en el futuro, sea en forma literal o modificada. Además se les obliga a pagar parte de los costos del juicio (no la totalidad).

La buena noticia es que la misma sentencia reconoce que la Fundación Wikimedia no tiene la obligación de revisar en forma preventiva los contenidos que contribuyen sus usuarios, cuestión que hubiera destruido el modelo de colaboración de la Wikipedia. En cambio, sí debe revisar la veracidad de lo publicado en los casos en que reciba un reclamo por parte de una persona afectada.