Snowden: ‘Politics of fear’ keep Trudeau from repealing Canada anti-terror law | US news | The Guardian

Edward Snowden has waded into the simmering debate over Canada’s controversial anti-terror law, saying that Justin Trudeau was reluctant to repeal the law out of a fear of appearing soft on terror.

Fuente: Snowden: ‘Politics of fear’ keep Trudeau from repealing Canada anti-terror law | US news | The Guardian


“Hemos creado un monstruo, y ese monstruo son nuestros jóvenes” – El Mostrador

“Hemos creado un monstruo, y ese monstruo son nuestros jóvenes” – El Mostrador.

Rehtaeh Parsons, de 17 años, se suicidó luego de haber sido víctima de ciberacoso. Su caso provocó escándalo y motivó la sanción de una ley especial.

ra1

Glen Canning es un hombre atormentado por el dolor.

Hace un año, sus hija Rehtaeh Parsons, de 17 años, se suicidó.

Ahora está decidido a hablar sobre las circunstancias de su muerte.

Rehtaeh tenía 15 años cuando presuntamente sufrió un ataque sexual por parte de cuatro chicos en la provincia de Nueva Escocia, Canadá, en noviembre de 2011. Uno de ellos tomó una foto del incidente, que se difundió por la escuela y llegó a internet. A eso le siguieron meses de acoso cibernético, lo que culminó en su suicidio.

“Es muy frustrante ser padre de una hija que ha sido violada”, dice Canning.

“Era su papá. Se supone que tenía que ser el hombre de su vida, que la ayudara, la guiara y la salvara, y que ocurra algo así y mantener la compostura sin hacerle aún más daño es muy duro”, dice Canning.

Demasiado tarde

Después de su muerte, dos chicos fueron acusados de posesión y distribución de pornografía infantil. Fueron declarados no culpables y hay una causa legal en curso. Pero para muchos ya es demasiado poco y demasiado tarde.

La indignación pública después del suicidio de Rehtaeh puso el foco en la inacción de la policía, tanto después de la presunta violación como tras el acoso. Presionados, los legisladores de Nueva Escocia diseñaron rápidamente una ley para combatir la intimidación cibernética.

La Ley de Seguridad Cibernética, aprobada en 2013, les permite a las víctimas reportar casos de acoso cibernético a la policía, obtener una orden de protección e incluso llevar al abusador a los tribunales. Clarifica el papel de los directores de escuela y hace a los padres responsables de las acciones de los menores de 18 años.

La ley de Nueva Escocia motivó la creación de la primera unidad policial que trata exclusivamente denuncias de acoso cibernético. La unidad recibe 25 llamadas al día y desde su creación, en septiembre, ha trabajado en 153 casos.