Ley Uber: el extraño “olvido” del Gobierno – El Mostrador

Como pocas veces, el Gobierno logró un amplio consenso respecto de un proyecto de ley, en este caso, el que pretende regular los servicios de Uber y Cabify. El rechazo ha sido unánime.Si bien cada actor tiene sus razones, hay coincidencia de que la propuesta del Ejecutivo no resolverá el tema de fondo –y que realmente debe ser la finalidad de toda normativa–, cual es mejorar la calidad de servicio que se brinda a los usuarios, disponer de una oferta vehicular amplia y contar con tarifas justas y transparentes.

Fuente: Ley Uber: el extraño “olvido” del Gobierno – El Mostrador


Uber en Chile: regular de la peor manera posible | Derechos Digitales

La masificación de servicios de transporte asociados a plataformas digitales como Uber y Cabify en Chile ha estado acompañada de una fuerte polémica pública. Partidarios y detractores han debatido durante varios meses sobre la necesidad de fomentar, permitir, regular o incluso prohibir estos servicios.

Fuente: Uber en Chile: regular de la peor manera posible | Derechos Digitales


La batalla sin cuartel de los taxistas con Uber y Cabify a la espera de un plan del Gobierno – El Mostrador

Con la mala evaluación y las críticas hacia el transporte público, las irrupción de estas alternativas tecnológicas son cada vez más valoradas y demandadas por los usuarios.

Fuente: La batalla sin cuartel de los taxistas con Uber y Cabify a la espera de un plan del Gobierno – El Mostrador


Uber y el monopolio de los datos – Universidad de Chile

Jorge Pérez, investigador del Núcleo Milenio Centro de Investigación para la Web Semántica y académico del Departamento de Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, plantea que la relación entre conductores de Uber y la empresa es poco clara, lo que deriva en una asimetría que afecta a los primeros y al sistema en general. Cuestiona también cómo Uber, al poseer millones de choferes a nivel mundial, está monopolizando el transporte privado.

Fuente: Uber y el monopolio de los datos – Universidad de Chile


Una juez rechaza el acuerdo entre las tecnológicas para no robarse empleados | Tecnología | EL PAÍS

Una juez rechaza el acuerdo entre las tecnológicas para no robarse empleados | Tecnología | EL PAÍS.

La demanda colectiva de ingenieros reclama a Apple, Google, Adobe e Intel una compensación de 3.000 millones de dólares

Tienda de Apple en Nueva York. / B. MCDERMID (REUTERS)

La excusa era frenar la escalada de sueldos, cada vez mayores. La realidad, una estrategia de Steve Jobs que ha trascendido a su vida, para evitar que los empleados de Intel, Google, Adobe y Apple se cambiasen a alguna de estas empresas. La juez del distrito de San José, el corazón de Silicon Valley, Lucy Koh, ha rechazado la oferta de 324 millones de dólares  (242 millones de euros) que pactaron las empresas para compensarlos.

El caso comenzó en 2011 con una demanda colectiva por parte de los empleados, un total de 64.000, en la que acusaban a las cuatro empresas de evitar hacerse con los ingenieros de alguna de las firmas involucradas. Según la juez, la cifra, ofrecida en el mes de mayo, está por debajo de lo razonable.

El acuerdo entre Apple, Intel, Adobe y Google no solo limitaba la movilidad laboral de sus talentos, como tanto les gusta referirse aquí a los empleados, sino también les imponía de forma implícita un tope salarial. La lógica de las empresas implicadas es que si los trabajadores no cambiaban de compañía, tampoco tendrían que afrontar grandes aumentos, ni internos para evitar la fuga, ni en nuevas contrataciones. En 2012 los empleados de Pixar, LucasArts e Intuit, dedicadas a la animación, denunciaron una situación similar.


Chile: privacidad en el trabajo ¿Puede el jefe mirar chats y redes sociales del trabajador? – ONG Derechos Digitales

Chile: privacidad en el trabajo ¿Puede el jefe mirar chats y redes sociales del trabajador? – ONG Derechos Digitales.

Cada vez es más común el uso de redes sociales y sistemas de mensajería, incluso en el lugar de trabajo. Pero ¿qué ocurre si el jefe estima que tiene derecho a revisar esas comunicaciones? En Chile, la justicia ha planteado algunos criterios que dan pistas sobre el estado del debate en el país.

Por Javier Aleuanlli y Francisca Lobos, pasantes del equipo de investigación legal, y Paula Jaramillo

Sin lugar a dudas, Internet ha cambiado la manera que nos relacionamos con el trabajo. ¿De qué manera estos cambio afectan la privacidad de los trabajadores? Sin lugar a dudas, Internet ha cambiado la manera que nos relacionamos con el trabajo. ¿De qué manera estos cambio afectan la privacidad de los trabajadores? CC por (Marsmet472) NC – ND

No es novedad que el uso de redes sociales y sistemas de mensajería en línea (como Facebook, Line o Twitter) se ha masificado. Su acceso fácil y rápido provocan que su uso se mantenga durante la jornada de trabajo, como forma de distracción o conexión con familiares, colegas y amigos. Pero existe el riesgo de que la información que en ellos circula pueda encontrarse relacionada con el empleo e incluso con asuntos considerados privados por el empleador. Esta situación ha traído problemas a algunos trabajadores, quienes se han visto involucrados en conflictos con sus superiores, llegando incluso a provocar su despido.

¿Cuál es el marco legal que regula este tipo de comunicaciones en Chile?¿Qué ocurre si el jefe estima que tiene derecho a revisar esas comunicaciones? A continuación revisamos algunos casos que pueden ser ilustrativos para responder estas preguntas.

En el año 2008, la Corte de Apelaciones de Copiapó falló a favor1 de una mujer que había sido despedida luego de que su jefe espiara los registros de las conversaciones que mantenía con un empleado de una compañía rival, a través del extinto servicio de mensajería instantánea de Microsoft, MSN Messenger. Según alegó la empresa, la mujer habría revelado información privada a la competencia y argumentó que ese tipo de acciones atentaría contra la lealtad que debían tener los trabajadores, regulada en su reglamento interno. La Corte consideró que las comunicaciones privadas solo pueden ser afectadas “en los casos y formas determinados por la ley”, por lo que ni un reglamento interno ni un contrato de trabajo podrían habilitar su interceptación.

Un empleador despidió a una mujer, tras espiar sus conversaciones en MSN Messenger. Corte de Apelaciones de Copiapó falló en favor de la trabajadora. CC BY (HoQ-10) NC - SAUn empleador despidió a una mujer, tras espiar sus conversaciones en MSN Messenger. La Corte de Apelaciones de Copiapó falló en favor de la trabajadora. CC BY (HoQ-10) NC – SA

Muy distinta fue la suerte de un carabinero dado de baja en el año 2012. Tras insultar a su superior en su cuenta personal de Facebook, fue desvinculado de la Institución. El suboficial recurrió a la justicia y presentó un recurso de protección, alegando que se habían vulnerado sus derechos al ingresar sin consentimiento a su “muro”, pero la Corte Suprema mantuvo la medida2

Sin embargo, en este caso cabe destacar el voto disidente del Ministro Heraldo Muñoz, quien llamó la atención sobre la necesidad de autorizar expresamente a un tercero para poder acceder a la información que cada uno comparte en Facebook 3, plasmando la idea de privacidad que las personas usualmente tienen sobre lo que se publican en las redes sociales.

¿Y qué ocurre con los funcionarios públicos? El uso de Internet en la Administración del Estado tienen una relación compleja, ya que existen múltiples actores involucrados: el funcionario público, la administración y también la ciudadanía, dando cabida a polémicos casos como el sufrido por una funcionaria de la Municipalidad de Concón.

En el año 2009, una mujer fue sometida a sumario administrativo y finalmente destituida de su cargo, debido a conversaciones en Messenger que mantuvo con otra funcionaria. Mientras se encontraba de vacaciones, personal municipal accedió a su computador sin su autorización y con su clave personal. La revisión se habría debido a un control general que se realizaba a los equipos con fines de mantención, según argumentó la municipalidad.

Un recurso de protección fue interpuesto ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso, dirigido en contra del alcalde de Concón. Insólitamente, el fallo le fue adverso, indicándose que no fue el alcalde quien accedió a las conversaciones, sino que solo fue informado de su existencia, ante lo cual ordenó el sumario administrativo y decretó la destitución. Además se señaló que la intercepción de las conversaciones realizadas en un computador facilitado por la institución empleadora no violaría el derecho a la inviolabilidad de las comunicaciones.4

Es responsabilidad de los tribunales de justicia reconocer, promover y defender la privacidad de todos los trabajadores CC BY (ssalonso) NC-SAEs responsabilidad de los tribunales de justicia reconocer, promover y defender la privacidad de todos los trabajadores CC BY (ssalonso) NC-SA

Claramente se trata de un fallo polémico: pareciera ser que al encontrarse estos mensajes sujetos a los principios administrativos de probidad y transparencia, la esfera de privacidad se reduce considerablemente.

Lo esperable es que nuestros tribunales tiendan a proteger el uso de las redes sociales y las plataformas de mensajería en el mismo sentido que lo ha venido haciendo cuando se trata de la protección de los correos electrónicos, donde cada vez queda más clara su condición de comunicaciones eminentemente privadas que no pueden ser vulneradas, salvo que una ley lo permita.


Privacidad en el trabajo ¿qué control tiene el trabajador sobre sus correos electrónicos? – ONG Derechos Digitales

Privacidad en el trabajo ¿qué control tiene el trabajador sobre sus correos electrónicos? – ONG Derechos Digitales.

El correo electrónico es una herramienta de trabajo utilizada diariamente por millones de personas. Pero su uso puede presentar una serie de interrogantes tanto para empleados como empleadores: ¿pueden las empresas limitar su acceso? ¿Tiene acceso el empleador a la correspondencia de un empleado? ¿Qué pasa si se accede al correo electrónico a través de los recursos proporcionados por la empresa? ¿Y qué ocurre con los trabajadores del sector público? Aquí algunas respuestas.

¿Qué control tiene el trabajador sobre sus correos electrónicos? CC BY (Esparta)¿Qué control tiene el trabajador sobre sus correos electrónicos? CC BY (Esparta)

 Por Javier Aleuanlli y Francisca Lobos, pasantes del equipo de investigación legal

En definitiva, ¿qué control tiene el trabajador sobre sus correos electrónicos en el lugar de trabajo?

CC BY (Rahul Rodríguez) - SACC BY (Rahul Rodríguez) – SA

El uso del correo electrónico para las comunicaciones personales conlleva cierta expectativa de privacidad, protegida por la Constitución y las leyes. En el ámbito laboral, si bien el empleador mantiene una facultad reconocida para fijar las condiciones externas del uso del correo electrónico, no puede del mismo modo inmiscuirse en las comunicaciones mismas realizadas por esa vía, por afectar a los derechos fundamentales de los trabajadores. La jurisprudencia ha sido clara en este sentido.

Más difícil es el caso de los funcionarios de la administración, donde existe un interés público comprometido en el deber de transparencia por parte de la administración del Estado. Es allí donde se requiere un esfuerzo legislativo mayor, a fin de armonizar los legítimos intereses de la ciudadanía con los derechos fundamentales de quienes trabajan para el Estado.


Los taxistas se movilizan contra las redes de transporte alternativo de Internet | Economía | EL PAÍS

Los taxistas se movilizan contra las redes de transporte alternativo de Internet | Economía | EL PAÍS.

 

Taxis en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas. / EFE

Lo que empezó como un conflicto gremial entre el taxi y las empresas que ponen en contacto a conductores particulares y usuarios a través de Internet ganó este martes varios enteros de una tacada con la irrupción de la Comisión Europea, el Ministerio de Fomento y la Generalitat catalana. Todo, en la víspera de una jornada de movilización de los taxistas que, en Madrid, pararán durante 24 horas en protesta por la llegada de aplicaciones de este tipo como Uber. Además, el sector realizará protestas por intrusismo en Barcelona y otras ciudades europeas en protesta por lo que ven como un claro caso de intrusismo.

Desde Bruselas, la responsable europea de Agenda Digital, Neelie Kroes, advirtió de que Uber, que pone en contacto a los particulares para organizar traslados de pago en automóvil no es el “enemigo” de los profesionales. La comisaria, que ya arremetió contra la prohibición del servicio en Bruselas hace casi dos meses, también rechazó medidas extremas como la adoptada por la Generalitat catalana, que exigirá el cese inmediato de la aplicación en Barcelona, la ciudad que acogió su estreno en España, y la amenaza de multas lanzada por Fomento. De hecho, el Ejecutivo catalán advirtió de que castigará cada infracción de la normativa de transporte de viajeros con multas de hasta 6.000 euros y el precinto del vehículo.

“Las huelgas no solucionan nada”, recalcó Kroes en referencia a la sucesión de los paros en Madrid, la concentración prevista también para hoy en Barcelona o los actos de protesta anunciados en otras ciudades europeas como Londres, Milán o Hamburgo. En su nota, la comisaria defendió la “innovación” que representan las empresas de transporte entre particulares. “Es el momento de que taxistas, reguladores y responsables de Uber se sienten a dialogar; nadie dice que sus conductores no deban pagar impuestos y respetar las normas de protección a los consumidores, pero prohibir Uber no les da la oportunidad de hacer bien las cosas”, subrayó la comisaria.

Un portavoz de su departamento fue más allá al señalar que, aunque a la Unión Europea (UE) “no le compete” entrar en el conflicto, el Ejecutivo comunitario sí tiene voz y esta es favorable a una economía “abierta a la innovación”.


Por qué 64.000 empleados demandan a Google y Apple – El Mostrador

Por qué 64.000 empleados demandan a Google y Apple – El Mostrador.

Los gigantes tecnológicos, junto a Adobe e Intel, pagarán US$324 millones para evitar un juicio por conspirar para mantener los sueldos bajos en Silicon Valley. Revelan correos comprometedores de Steve Jobs.

google-apple

Los gigantes tecnológicos estadounidenses Apple, Google, Intel y Adobe acordaron pagar US$324 millones para resolver una demanda que las acusa de conspirar para mantener salarios bajos en Silicon Valley.

El acuerdo se produce semanas antes de que empezara un juicio de alto perfil.

Más de 64.000 trabajadores de las cuatro empresas presentaron una demanda colectiva en 2011, alegando que las compañías se habían puesto de acuerdo para no contratar a trabajadores las unas de las otras y evitar así que las operaciones de este tipo disparasen los salarios de aquellos ingenieros y técnicos más valorados.

Las empresas no dieron a conocer los detalles del acuerdo.

Los empleados reclamaban US$3.000 en concepto de daños. Pero si las compañías hubieran ido a juicio y perdido el caso podrían haber tenido que pagar US$9.000 millones en virtud de las leyes antimonopolio de Estados Unidos.

Inicialmente, la demanda también incluía a trabajadores de las productoras Lucasfilm y Pixar y de la compañía de software Intuit, pero éstas alcanzaron un acuerdo con los trabajadores el año pasado y les compensaron por un valor total de US$20 millones.