5 cosas que pueden conseguirse en las redes oscuras de internet – El Mostrador

La internet oscura comprende el contenido que circula en redes encriptadas, o darknets, que utilizan la World Wide Web, pero que requieren de programas o autorizaciones especiales de acceso.

Fuente: 5 cosas que pueden conseguirse en las redes oscuras de internet – El Mostrador


The internet’s age of assembly is upon us – FT.com

Iwas fortunate to witness the birth of the world wide web up close. Initially, there were only pages of text connected by hyperlinks, but no people. So I formed one of the first internet start-ups, Ubique, with the mission of adding people to the web by developing social networking software which offered instant messaging, chat rooms and collaborative browsing.Since then, internet civilisation has mushroomed. According to a report published last year by the International Telecommunications Union, there are now 3.2bn internet users worldwide. But what kind of civilisation has it become? Imagine that 300m Twitter users wanted to change its rules of conduct, or that a billion Facebook users wanted to change its management. Is this possible or even thinkable?

Fuente: The internet’s age of assembly is upon us – FT.com


Los bajos fondos de la Red | El País Semanal | EL PAÍS

Los bajos fondos de la Red | El País Semanal | EL PAÍS.

Hay cientos de webs que no registran los buscadores y que son el paraíso del cibercrimen, el espionaje y el sabotaje

HEY

Internet no es todo lo que vemos. Hay quien lo compara con un iceberg: pequeño en la superficie, pero gigante en las profundidades. El territorio sumergido está compuesto por páginas que no están indexadas en buscadores convencionales como Google o Bing, puede que por su antigüedad (los buscadores las ignoran) o porque han sido diseñadas con un código que las oculta. Y son el paraíso del cibercrimen, el espionaje político y comercial, y el sabotaje.

En la superficie

La analogía del iceberg explica las capas de Internet. Es decir, vemos la punta, y nos perdemos lo más importante que se supone sumergido y oculto. Sin embargo, se cree que lo que hay debajo es, en su mayoría, páginas con contenidos no indexados o en proceso de destrucción, aunque también algunas bases de datos de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos o incluso la RAE. Aunque las cifras no son exactas, se estima que al 80% de los contenidos de Internet no se puede llegar a través de los buscadores conocidos.

Primera inmersión

Por la denominada Deep Web (web profunda) no se navega, se bucea. Si se conoce la dirección exacta de la página bastaría con escribirla en el ordenador, pero cualquiera podría rastrear la navegación. Quienes prefieren no dejar huellas emplean redes encriptadas que garantizan una navegación anónima, es decir, que no es posible identificar el número IP del ordenador. Entre las más conocidas está la red TOR, empleada por 2,5 millones de personas en el mundo.

Información sumergida

La red TOR, una de las vías para acceder a la Internet profunda, tiene un aspecto muy parecido al de la Red en los años noventa. Hay una especie de Wikipedia oculta (7jguhsfwruviatqe.onion) que se recomienda a los que quieran iniciarse. La extensión .onion es propia de TOR, y alude a su similitud con las capas de una cebolla. Las transacciones, cuya garantía y legalidad son dudosas debido al anonimato, se hacen en bitcoins. Es el paraíso del cibercrimen y de todo tipo de tráfico ilegal, desde armas hasta órganos.