All Bitfinex clients to share 36% loss of assets following exchange hack | Technology | The Guardian

Bitfinex, the cryptocurrency exchange that lost $72m (£55m) to hackers last week, has told customers they will lose just over 36% of the assets they had on the platform but will be compensated for these losses with tokens of credit.

Fuente: All Bitfinex clients to share 36% loss of assets following exchange hack | Technology | The Guardian


5 cosas que pueden conseguirse en las redes oscuras de internet – El Mostrador

La internet oscura comprende el contenido que circula en redes encriptadas, o darknets, que utilizan la World Wide Web, pero que requieren de programas o autorizaciones especiales de acceso.

Fuente: 5 cosas que pueden conseguirse en las redes oscuras de internet – El Mostrador


Swift: fraudulent messages sent over international bank transfer system | Technology | The Guardian

World money exchange tells 11,000 financial institutions to update their software after US$81m was stolen from account of Bangladesh central bank

Fuente: Swift: fraudulent messages sent over international bank transfer system | Technology | The Guardian


Los bajos fondos de la Red | El País Semanal | EL PAÍS

Los bajos fondos de la Red | El País Semanal | EL PAÍS.

Hay cientos de webs que no registran los buscadores y que son el paraíso del cibercrimen, el espionaje y el sabotaje

HEY

Internet no es todo lo que vemos. Hay quien lo compara con un iceberg: pequeño en la superficie, pero gigante en las profundidades. El territorio sumergido está compuesto por páginas que no están indexadas en buscadores convencionales como Google o Bing, puede que por su antigüedad (los buscadores las ignoran) o porque han sido diseñadas con un código que las oculta. Y son el paraíso del cibercrimen, el espionaje político y comercial, y el sabotaje.

En la superficie

La analogía del iceberg explica las capas de Internet. Es decir, vemos la punta, y nos perdemos lo más importante que se supone sumergido y oculto. Sin embargo, se cree que lo que hay debajo es, en su mayoría, páginas con contenidos no indexados o en proceso de destrucción, aunque también algunas bases de datos de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos o incluso la RAE. Aunque las cifras no son exactas, se estima que al 80% de los contenidos de Internet no se puede llegar a través de los buscadores conocidos.

Primera inmersión

Por la denominada Deep Web (web profunda) no se navega, se bucea. Si se conoce la dirección exacta de la página bastaría con escribirla en el ordenador, pero cualquiera podría rastrear la navegación. Quienes prefieren no dejar huellas emplean redes encriptadas que garantizan una navegación anónima, es decir, que no es posible identificar el número IP del ordenador. Entre las más conocidas está la red TOR, empleada por 2,5 millones de personas en el mundo.

Información sumergida

La red TOR, una de las vías para acceder a la Internet profunda, tiene un aspecto muy parecido al de la Red en los años noventa. Hay una especie de Wikipedia oculta (7jguhsfwruviatqe.onion) que se recomienda a los que quieran iniciarse. La extensión .onion es propia de TOR, y alude a su similitud con las capas de una cebolla. Las transacciones, cuya garantía y legalidad son dudosas debido al anonimato, se hacen en bitcoins. Es el paraíso del cibercrimen y de todo tipo de tráfico ilegal, desde armas hasta órganos.


La imparable economía colaborativa | Economía | EL PAÍS

La imparable economía colaborativa | Economía | EL PAÍS.

Miles de plataformas electrónicas de intercambio de productos y servicios se expanden a toda velocidad en un abierto desafío a las empresas tradicionales


Una octavilla en una protesta contra la aplicación Uber en Madrid. / Á. NAVARRETE (BLOOMBERG)

Enviar a LinkedIn198
Enviar a TuentiEnviar a MenéameEnviar a Eskup

EnviarImprimirGuardar

Compartir en vez de poseer. La economía colaborativa o consumo colaborativo quiere cambiar el mundo. Plantea una revolución abrazada a las nuevas tecnologías. El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) le calcula un potencial de 110.000 millones de dólares (82.000 millones de euros). Hoy ronda los 26.000 millones. Y quienes participan a título personal en este sistema basado en intercambiar y compartir bienes y servicios a través de plataformas electrónicas se embolsan, según la revista Forbes, más de 3.500 millones de dólares (2.580 millones de euros).

De hecho, la Red está llena de ejemplos que cuentan ese éxito. Sabrina Hernández, una estudiante de la Universidad de San Francisco, cobra 40 dólares (30 euros) la noche, a través del sitio DogVacay, por cuidar perros en su casa. Al mes, dice, gana 1.200 dólares. Mientras que Dylan Rogers, un vendedor de coches de Chicago, recauda 1.000 dólares mensuales alquilando su BMW Serie 6 usado en RelayRides. Dos voces entre millones que revelan el calado del cambio. Tanto que esta era de la economía compartida “crea nuevas formas de emprender y también un nuevo concepto de la propiedad”, sostiene Thomas Friedman, columnista del periódico The New York Times.

Ahí, quizá, reside la verdadera revolución. Desde la noche de los tiempos, el sentido de posesión ha sido inherente al ser humano; sin embargo, algo empieza a cambiar. “Hemos pasado de un mundo en el que sobra de todo a otro en la que la mayoría no puede disfrutar de lo que este siglo ofrece a menos que sea compartiéndolo”, apunta el inversor en nuevos negocios Rodolfo Carpentier. “Quien no puede tener se conforma con probar. Esto es lo que hace a este movimiento imparable”.


MWC 2014: Jon Matonis: “El bitcoin sobrevivirá” | Tecnología | EL PAÍS

MWC 2014: Jon Matonis: “El bitcoin sobrevivirá” | Tecnología | EL PAÍS.


Jon Matonis, director de la Fundación Bitcoin. / GIANLUCA BATTISTA

Enviar a LinkedIn18
Enviar a TuentiEnviar a MenéameEnviar a Eskup

EnviarImprimirGuardar

Jon Matonis (Filadelfia, 1961) se ha pasado al otro lado. Antes trabajaba para Visa. Ahora dirige la Fundación Bitcoin, la entidad que reúne a la mayoría de operadores que emplean esta moneda virtual. El bitcoin es fuente continua de noticias. La mayoría son negativas: desde la detención de su vicepresidente, Charlie Shrem, al cierre de Mt. Gox, que dejó atrapados a miles de inversores en una suerte de corralito. O inexplicables: en un año subió la cotización de 12 a 1.000 euros y ahora cae a 300. La misión de Matonis, economista e ingeniero informático por la Universidad de Maryland, es prestigiar la moneda y convencer a las autoridades de su validez. Los bitcoin,que han cumplido cinco años, se tomen en serio o no, tienen hoy un valor de 7.000 millones de dólares, la mitad que el pasado mes de diciembre. Además, cada día se realizan 58.000 transacciones con esta moneda (en diciembre la media fue de 102.000). Maconis participa en el Mobile World Congress.