5 cosas que pueden conseguirse en las redes oscuras de internet – El Mostrador

La internet oscura comprende el contenido que circula en redes encriptadas, o darknets, que utilizan la World Wide Web, pero que requieren de programas o autorizaciones especiales de acceso.

Fuente: 5 cosas que pueden conseguirse en las redes oscuras de internet – El Mostrador


Chile Mejor Sin TPP –

Somos un grupo de diversas organizaciones, movimientos, parlamentari@s y ciudadan@s que conformamos esta plataforma ciudadana en rechazo a al secretismo y violación de los DD.HH por parte del Acuerdo Transpacífico (TPP).

Fuente: Chile Mejor Sin TPP – Somos un grupo de diversas organizaciones, movimientos, parlamentari@s y ciudadan@s que conformamos esta plataforma ciudadana en rechazo a al secretismo y violación de los DD.HH por parte del Acuerdo Transpacífico (TPP).


El TPP no debe ser ratificado | Manzana Mecánica

Mientras las negociaciones del TPP eran secretas nos decían que no teníamos de qué preocuparnos, que ya nos mostrarían el TPP y tendríamos tiempo para discutir y conversar ampliamente una vez que las negociaciones concluyeran. Pues no fue así. Poco después de que se publicara el tratado, éste fue firmado por 12 países en Nueva Zelanda, con la intención de dejar poco o nada de espacio para que la sociedad civil pudiese dar su opinión.Como hemos escrito anteriormente, el TPP tiene poco que ver con libre comercio. En cambio, el tratado dice mucho sobre nuevas normativas de “propiedad intelectual” para aumentar las ganancias de los intermediarios culturales, disminuyendo los derechos de las personas. Estas normativas incluyen aumento retroactivo del plazo de exclusividad del copyright, más vigilancia de las empresas de Internet sobre el contenido que publican los usuarios, y menos protección sobre datos privados de las personas.

Fuente: El TPP no debe ser ratificado | Manzana Mecánica


¿Qué alcances tiene el TPP firmado por Chile? – El Mostrador

El TPP ha sido criticado por el secretismo que ha rodeado las conversaciones que comenzaron hace cinco años y porque amenaza, según ONGs y centrales sindicales, los derechos laborales, el acceso a los medicamentos y el medio ambiente.

Fuente: ¿Qué alcances tiene el TPP firmado por Chile? – El Mostrador


TPP: la lucha recién comienza – Derechos Digitales

Acaba de firmarse entre 12 países el TPP: un acuerdo que amenaza no solo nuestro derecho a la salud, al medio ambiente, a la libertad de expresión y a la privacidad en internet, sino a nuestra democracia. Si bien la firma no convierte al tratado en ley, es el primer paso para ello dentro de los países involucrados.

Fuente: TPP: la lucha recién comienza – Derechos Digitales


TPP: una encrucijada más para la Nueva Mayoría

El problema que plantea este megaacuerdo no es, paradójicamente, de índole comercial. El problema es político y social, disfrazado de comercio para eludir la responsabilidad de no haber realizado un proceso democrático y de participación social. Y también porque el TPP afecta a temas tan sensibles como la salud de los chilenos, el poder de las empresas internacionales en nuestro territorio o los cambios a la legislación que afectarán los derechos digitales, a las empresas del Estado y nuestro modelo de desarrollo económico.

Fuente: TPP: una encrucijada más para la Nueva Mayoría


New Zealand Spied on WTO Director Candidates – The Intercept

New Zealand Spied on WTO Director Candidates – The Intercept.

Featured photo - New Zealand Spied on WTO Director Candidates

New Zealand launched a covert surveillance operation targeting candidates vying to be director general of the World Trade Organization, a top-secret document reveals.

In the period leading up to the May 2013 appointment, the country’s electronic eavesdropping agency programmed an Internet spying system to intercept emails about a list of high-profile candidates from Brazil, Costa Rica, Ghana, Indonesia, Jordan, Kenya, Mexico, and South Korea.

New Zealand’s trade minister Tim Groser was one of nine candidates in contention for the position at the WTO, a powerful international organization based in Geneva, Switzerland that negotiates trade agreements between nations. The surveillance operation, carried out by Government Communications Security Bureau, or GCSB, appears to have been part of a secret effort to help Groser win the job.


Las leyes acorralan a Uber | Economía | EL PAÍS

Las leyes acorralan a Uber | Economía | EL PAÍS.

La aplicación se ha prohibido o suspendido en 13 países o ciudades

Un móvil con la aplicación de Uber junto a un taxi, esta semana en Madrid. / SERGIO PEREZ (REUTERS)

Uber no es una plataforma de comercio colaborativo cualquiera. La empresa, que a través de una aplicación para móviles permite a los particulares ofrecer su coche como medio de transporte público, es un gigante valorado en 32.200 millones de euros que cuenta con Google y el banco de inversión Goldman Sachs entre sus inversores. Sus atrevidas políticas empresariales han llegado a contemplar hasta la posibilidad deinvestigar la vida privada de los periodistas que siguen a la firma y le han permitido asentarse en 52 países y más de 250 ciudades.

Pero esta expansión tan agresiva tiene su precio: el pasado martes España se convirtió en un nuevo miembro del numeroso grupo de lugares —desde Corea del Sur hasta algunos Estados de EE UU, pasando por India y varios países y ciudades de la UE— que han prohibido o suspendido cautelarmente su servicio. Unas medidas que, al cuestionar su modelo de negocio, ponen en duda la futura viabilidad de Uber.

Google y Goldman Sachs figuran entre los inversores de la firma

El pasado 9 de diciembre, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ordenó el cese cautelar de las actividades de Uber en España. La medida, impulsada por la demanda de la Asociación Madrileña del Taxi, uno de los gremios que han protagonizado en los últimos meses las protestas contra la firma, no parece preocupar a los conductores que usan su plataforma: “Todo va a seguir igual. El mercado lo hacen los usuarios, que siguen aumentando. Les gusta el servicio y la manera en la que funciona, no solo el hecho de que sea más barato”, aseguró un chófer, que prefirió mantener el anonimato, durante un viaje en Madrid justo el día siguiente a la decisión del tribunal.


The Trans-Pacific Partnership Isn't Going to Happen Anytime Soon

The Trans-Pacific Partnership Isn’t Going to Happen Anytime Soon.

Whatever shortcomings it may have, the Trans-Pacific Partnership (TPP) trade agreement should not have problems with self-esteem. When former Secretary of State James Baker last month listed seven keys to restoring U.S. leadership in the world, the TPP came in at number four. For Japan, the TPP sits atop the list of structural reform measures for Abenomics’ so-called “third arrow.” But when will the TPP transform from an idealized vision to an actual, concluded trade agreement?

Fans have been waiting for quite a while. The United States joined the talks almost six years ago, at the very end of the Bush presidency. There were high hopes in late 2011, when the United States hosted the annual APEC leaders summit in Hawaii. Trade mavens anticipated a breakthrough this spring, first at a Singapore ministerial and then again when President Obama visited Tokyo to talk trade. At each stage, negotiators have emitted frameworks, landing zones, targets and understandings — everything short of an actual trade agreement.

Last month, after a meeting with New Zealand Prime Minister John Key, Obama said: “Our hope is by the time we see each other again in November, when I travel to Asia, we should have something that we have consulted with Congress about, that the public can take a look at, and we can make a forceful argument to go ahead and close the deal.” That was not exactly an ironclad promise of a November conclusion, but it was widely interpreted as a potential due date.

Of course, it’s totally unrealistic.


MWC 2014: Jon Matonis: “El bitcoin sobrevivirá” | Tecnología | EL PAÍS

MWC 2014: Jon Matonis: “El bitcoin sobrevivirá” | Tecnología | EL PAÍS.


Jon Matonis, director de la Fundación Bitcoin. / GIANLUCA BATTISTA

Enviar a LinkedIn18
Enviar a TuentiEnviar a MenéameEnviar a Eskup

EnviarImprimirGuardar

Jon Matonis (Filadelfia, 1961) se ha pasado al otro lado. Antes trabajaba para Visa. Ahora dirige la Fundación Bitcoin, la entidad que reúne a la mayoría de operadores que emplean esta moneda virtual. El bitcoin es fuente continua de noticias. La mayoría son negativas: desde la detención de su vicepresidente, Charlie Shrem, al cierre de Mt. Gox, que dejó atrapados a miles de inversores en una suerte de corralito. O inexplicables: en un año subió la cotización de 12 a 1.000 euros y ahora cae a 300. La misión de Matonis, economista e ingeniero informático por la Universidad de Maryland, es prestigiar la moneda y convencer a las autoridades de su validez. Los bitcoin,que han cumplido cinco años, se tomen en serio o no, tienen hoy un valor de 7.000 millones de dólares, la mitad que el pasado mes de diciembre. Además, cada día se realizan 58.000 transacciones con esta moneda (en diciembre la media fue de 102.000). Maconis participa en el Mobile World Congress.


Online marketplaces dare not forget the human touch – FT.com

Online marketplaces dare not forget the human touch – FT.com

High quality global journalism requires investment. Please share this article with others using the link below, do not cut & paste the article. See our Ts&Cs and Copyright Policy for more detail. Email ftsales.support@ft.com to buy additional rights. http://www.ft.com/cms/s/0/ffd8fa40-5714-11e3-8cca-00144feabdc0.html#ixzz2lxOwMpqV

 

It takes more than an app to keep customers happy
Model Molly Sims at Airbnb's Hello LA event at The Grove on Monday, September 30, 2013 in Los Angeles.©Getty

It is every tech entrepreneur’s dream. Think of a new idea for a marketplace, throw up a website (or, these days, an app) for buyers and sellers to connect, then sit back and rake in the cash.

It also helps to come up with some lofty rhetoric to ennoble your opportunism. Calling yourself part of the new “sharing economy” makes the endeavour sound so much grander.

Online marketplaces such as Uber, for high-end taxi services, and Airbnb, for temporary accommodation rentals, have struck a chord with start-up investors. Economies, however, depend on more than just the marketplaces where willing buyers and sellers meet and transact – even if those happen to be the most profitable places for middlemen to insert themselves.

They need infrastructure and services to support the new forms of activity they promote. And they must generate the trust among customers that comes from a consistent, reliable and safe experience – even when the service is being delivered by a third party.

As Brian Chesky, chief executive of Airbnb, put it at a press conference this month: “We used to think the product was the website and we only designed the online experience – because that’s what every other tech company does.”

Along the way, though, reality intruded. It was not just that some landlords returned to find their homes damaged by paying guests, or that regulators and tax authorities got interested in the company’s success. Renters wanted the assurance that they would get a decent place to stay – and, when things went wrong, that there would be someone on the end of a phone to make them right again. It takes more than an app to keep customers happy.