Chelsea Manning released from military prison | US news | The Guardian

Chelsea Manning, the army private who released a vast trove of US state secrets and was punished by the US military for months in penal conditions denounced by the UN as torture, has been released from a military prison in Kansas after serving seven years of a 35-year sentence.

Fuente: Chelsea Manning released from military prison | US news | The Guardian


Chelsea Manning: ‘It is terrifying to face the government alone’ | US news | The Guardian

In an interview with Amnesty International, made exclusive to the Guardian ahead of its publication in the new book Here I Stand, Chelsea Manning describes her feelings of isolation while in the hands of the most powerful government in the world.

Fuente: Chelsea Manning: ‘It is terrifying to face the government alone’ | US news | The Guardian


“El Watergate es una ilusión diseñada por Hollywood”

“La gestión de los Papeles de Panamá es un ataque a nuestro modelo”, asegura el fundador de Wikileaks, muy crítico con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que ha publicado esta última gran filtración”Los medios establecidos tienen que limitarse constantemente bajo los poderes del establishment, los poderes del Estado al que pertenecen”, dice Assange en esta entrevista con eldiario.es en la Embajada de Ecuador en Londres

Fuente: “El Watergate es una ilusión diseñada por Hollywood”


Assange supporters condemn UK and Sweden in open letter | Media | The Guardian

Five hundred prominent names, including Ai Weiwei and Mairead Maguire, accuse countries of undermining UN human rights covenants

Fuente: Assange supporters condemn UK and Sweden in open letter | Media | The Guardian


Cesan a la periodista Carmen Aristegui tras incidente con Méxicoleaks – FayerWayer

Cesan a la periodista Carmen Aristegui tras incidente con Méxicoleaks – FayerWayer.

© ADN Informativo

Aristegui, quien hace cuatro meses destapó un escándalo presidencial, deja su espacio después de que MVS despidiera a dos miembros de su equipo de investigación.

La noche del domingo 15, la empresa MVS Radio emitió un comunicado para informar que terminaba su relación laboral con la periodista Carmen Aristegui. La comunicadora, célebre por destapar hace unos meses el conflicto de interés entre el presidente Peña Nieto y una empresa constructora, fue cesada después de que condicionara su permanencia a la recontratación de dos miembros de su equipo de investigación despedidos días antes.

 

El conflicto se remonta a la presentación de Méxicoleaks, la plataforma de filtraciones anónimas presenta a inicios de la semana pasada. Una de las organizaciones firmantes fue el equipo de investigación de Aristegui/MVS Noticias, conformado por la periodista y otro grupo de reporteros que han indagado en casos importantes recientes como la casa blanca de USD 7 millones de Peña Nieto, la matanza del Ejército en Tlatlaya o la casa del secretario Luis Videgaray en Malinalco, adquirida a un grupo beneficiado por el gobierno.

 

MVS reclamó que el equipo de Aristegui se hubiese adscrito a Méxicoleaks sin consulta previa con los dueños del medio, deslindando a la empresa de la plataforma de filtraciones. En respuesta, la cadena despidió a los periodistas Daniel Lizárraga e Irving Huerta por utilizar la marca de MVS sin autorización expresa. Además, la empresa presentó una nueva serie de lineamientos para sus conductores, además de cambios en la Unidad de Investigaciones Especiales.

La medida no cayó bien a Carmen Aristegui, quien presionó a los dueños de MVS a contratar nuevamente a Lizárraga y Huerta, advirtiendo que, en caso contrario, ella dejaría el espacio radiofónico. El defensor de la audiencia de MVS, Gabriel Sosa, también criticó la postura de la empresa ante los acontecimientos. Debido al conflicto entre Aristegui y MVS, medios internacionales como The Washington Post consideraron que Méxicoleaks ya había causado controversia incluso antes de su primera historia.


La inesperada tormenta creada por “Méxicoleaks” – El Mostrador

La inesperada tormenta creada por “Méxicoleaks” – El Mostrador.

14 DE MARZO DE 2015

Aseguran que están al servicio de la sociedad mexicana para revelar información de interés público

La inesperada tormenta creada por “Méxicoleaks”

La plataforma lanzada esta semana recoge denuncias y filtraciones del público. No ha presentado aún su primer reporte pero está generando una crisis en la que suena uno de los nombres más reconocidos del periodismo mexicano.

mexicoleaks

Sin haber publicado una sola investigación, el sitio “Méxicoleaks” ya desató su primera tormenta. E involucra a una de las periodistas más reconocidas del país.

El pasado martes, de manera simultánea, diversos medios de comunicación y sitios digitales lanzaron el portal, donde se presentan como “una plataforma independiente de denuncia ciudadana y transparencia, al servicio de la sociedad mexicana para revelar información de interés público”.

Se añade que es una “herramienta” para enviar este tipo de información a “medios de comunicación y organizaciones civiles a través de tecnologías seguras que garantizan el anonimato de la fuente”.

También se asevera que la información “será verificada, analizada y publicada por nuestra alianza de colaboradores, formada por organizaciones civiles y medios de comunicación.”

Entre quienes lo conforman se encuentran las revistas Emeequis y Proceso, el sitio Animal Político, La Red en Defensa de los Derechos Digitales, Periodistas de a Pie y la Unidad Investigativa Aristegui-MVS Noticias.

Fue este último nombre el que causó el escándalo.

 


Entrevista a Julian Assange, fundador de Wikileaks: “Google nos espía e informa al Gobierno de Estados Unidos”

Entrevista a Julian Assange, fundador de Wikileaks: “Google nos espía e informa al Gobierno de Estados Unidos”.

Escrito por Ignacio Ramonet / Le Monde Diplomatique
Lunes, 01 de Diciembre de 2014 11:59

Desde hace treinta meses, Julian Assange, paladín de la lucha por una información libre, vive en Londres, refugiado en las oficinas de la Embajada de Ecuador. Este país latinoamericano tuvo el coraje de brindarle asilo diplomático cuando el fundador de WikiLeaks se hallaba perseguido y acosado por el Gobierno de Estados Unidos y varios de sus aliados (el Reino Unido, Suecia). El único crimen de Julian Assange es haber dicho la verdad y haber difundido, vía WikiLeaks, entre otras revelaciones, las siniestras realidades ocultas de las guerras de Irak y de Afganistán, y los tejemanejes e intrigas de la diplomacia estadounidense.

Como Edward Snowden, Chelsea Manning y Glenn Greenwald, Julian Assange forma parte de un nuevo grupo de disidentes que, por descubrir la verdad, son ahora rastreados, perseguidos y hostigados no por regímenes autoritarios sino por Estados que pretenden ser “democracias ejemplares”…

En su nuevo libro, Cuando Google encontró a WikiLeaks (Clave Intelectual, Madrid, 2014), cuya versión en español está en librerías desde el 1 de diciembre, Julian Assange va más lejos en sus revelaciones, estupendamente documentadas, como siempre. Todo parte de una larga conversación que Assange sostuvo, en junio de 2011, con Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google. Este vino a entrevistar al creador de WikiLeaks para un ensayo que estaba preparando sobre el futuro de la era digital. Cuando se publicó el libro, titulado The New Digital Era (2013), Assange constató que sus declaraciones habían sido tergiversadas y que las tesis defendidas por Schmidt eran considerablemente delirantes y megalomaníacas. El nuevo libro del fundador de WikiLeaks es su respuesta a esas elucubraciones del presidente de Google. Entre muchas otras cosas, Assange revela cómo Google –y Facebook, y Amazon, etc.– nos espía y nos vigila; y cómo transmite esa información a las agencias de inteligencia de Estados Unidos. Y cómo la empresa líder en tecnologías digitales tiene una estrecha relación, casi estructural, con el Departamento de Estado. Afirma también Assange, que hoy, las grandes empresas de la galaxia digital nos vigilan y nos controlan más que los propios Estados.

Cuando Google encontró a WikiLeaks es una obra inteligente, estimulante y necesaria. Una fiesta para el espíritu. Nos abre los ojos sobre nuestras propias prácticas de comunicación cotidianas cuando usamos un smartphone, una tablet, un ordenador o cuando navegamos simplemente por Internet con la candidez de quien se cree más libre que nunca. ¡Ojo! Nos explica Assange, como Pulgarcito, vas sembrando rastros de ti mismo y de tu vida privada que algunas empresas, como Google, recogen con sumo cuidado y archivan secretamente. Un día, las utilizarán contra ti…

Para conversar de todo esto y de algunas cosas más, nos encontramos con un Julian Assange entusiasta y fatigado, en Londres, el pasado 24 de octubre, en una pequeña sala acogedora de la Embajada de Ecuador. Llega sonriente y pálido, con una barba rubia de varios días, con su cabeza de ángel prerrafaelista, cabellos largos, rasgos finos, ojos claros… Es alto y delgado. Habla con voz muy baja y lenta. Lo que dice es profundo y pensado, le sale de muy adentro. Tiene un algo de gurú… Habíamos previsto charlar no más de media hora, para no cansarlo, pero con el paso del tiempo la conversación se fue poniendo interesante. Y finalmente hablamos más de dos horas y media…


Jacob Appelbaum: "La criptografía es una cuestión de justicia social"

Jacob Appelbaum: “La criptografía es una cuestión de justicia social”.

Appelbaum, una de las caras visibles del proyecto TOR, reclama que la sociedad sea consciente de que debe protegerse de los abusos del Estado con tecnología y nuevas leyes

“Están intentando asustar a la sociedad y decir a la ciudadanía que el uso de estas herramientas es terrorífico, pero lo que no nos cuentan es cómo ellos utilizan los sistemas de vigilancia para matar gente”

“Con las revelaciones de Snowden simplemente hemos pasado de la teoría a la certeza”

 

 

Jacob Appelbaum | Foto: COP:DOX  http://cphdox.dk/sites/default/files/styles/title-top/public/title/24276.jpg?itok=tGB_VZdM

Jacob Appelbaum, investigador, hacker y miembro de Proyecto Tor | Foto: CPH:DOX

 

 

Cryptoparties hay muchas. Cientos de ellas se celebran cada hora en cualquier parte del mundo, en un café, en la parte trasera de una tienda o incluso off the radar si se trata de compartir conocimientos con activistas o periodistas que trabajan en condiciones de riesgo. Las hay que ya han pasado a la historia como la organizada en 2011 via Twitter por la activista austaliana Asher Wolf, considerada la chispa de lo que en apenas semanas pasó a convertirse en un movimiento social a escala global, o la promovida por un –entonces aún desconocido—  Edward Snowden en un hacklab de Hawái cuando aún trabajaba para la NSA, y apenas un mes antes de contactar con Laura Poitras para revelarle el mayor escándalo de espionaje masivo conocido hasta el momento.

Sin embargo, una cryptoparty que reúna en una misma sala, precisamente, a la confidente de Snowden y directora del documental Citizenfour, Poitras; al activista, experto en seguridad informática y desarrollador de TOR, Jacob Appelbaum; y a William Binney –exoficial de inteligencia de la NSA convertido en whistleblower más de una década antes de que Snowden lo hiciera— solo hay una: la celebrada la semana pasada en el Bremen Theater de Copenhague con motivo del estreno del documental de Poitras en el festival internacional de cine documental CPH: DOX.

“Hace diez años nadie hubiera pensado en organizar un evento para hablar de esto, hubieran pensado que estábamos locos” comenta Jacob Appelbaum, uno de los gurús de la criptografía, miembro del equipo desarrollador de TOR y activista implacable en la lucha contra los sistemas de vigilancia masivos empleados por los gobiernos de distintos países. Eso demuestra que algo ha cambiado. Y lo dice la persona que precisamente inició en esto de la criptografía a la mismísima Poitras, cuyos conocimientos (y trayectoria cinematográfica, que incluía un corto documental sobre William Binney) fueron determinantes cuando Snowden eligió a quién revelaría su preciado secreto, aunque como el propio Citizenfour prefiere plantearlo, ella misma se eligió.

“Había empezado a utilizar criptografía cuando comencé a comunicarme con Jake”, contó Poitras. “Estaba muy interesada en su trabajo entrenando a activistas alrededor del mundo en cómo sortear los sistemas de vigilancia. Así que tuve que cargarme las pilas, me bajé algunas herramientas, en concreto usaba dos: PGP Email y chat OTR”, las mismas herramientas que Snowden enseñó a instalar a Glenn Greenwald para poder comunicarse de forma segura.

“Recuerdo que mandé un email a Jake explicándole quién era y el documental en el que estaba trabajando. Enseguida me contestó y me dijo que teníamos verificar las fingerprints, yo no tenía ni idea de lo que estaba hablando, así que me hice la entendida, le pedí unos minutos para ganar tiempo y me puse a buscar online de qué iba eso de las fingerprints“. “La verdad es que fue muy buen profesor y luego me enseñó muchas más cosas, que luego aparentemente fueron bastante oportunas cuando en enero de 2013 recibí el primer email de un tal Citizenfour pidiéndome mi clave pública”.


Julian Assange: 'When you post to Facebook, you're being a rat' | Books | theguardian.com

Julian Assange: ‘When you post to Facebook, you’re being a rat’ | Books | theguardian.com.

Assange joins party for his book When Google Met WikiLeaks to discuss the consequences of Google’s power in the 21st century

AUCKLAND, NEW ZEALAND - SEPTEMBER 15:  Julian Assange appears on screen to discuss the revelations about New Zealand's mass surveillance at Auckland Town Hall on September 15, 2014 in Auckland, New Zealand.  The general election in New Zealand will be held this weekend, on 20 September 2014.  (Photo by Hannah Peters/Getty Images)Politics
‘[Google chairman] Eric Schmidt is actually quite similar to me … Only he’s very banal,’ Assange said. Photograph: Hannah Peters/Getty

How does a wanted man have a book party? On Wednesday night at Babycastles, a Manhattan videogame-art collective, Julian Assange celebrated the publication of his new book, When Google Met WikiLeaks. He was present via videochat. The collectivists projected him on their walls. A crowd had formed to see the shining-haired hacker king – youngish New Yorkers, mostly. They stood or sat and drank beers as Assange talked about the internet.

Assange said: “Compare the mission statements of Google and the NSA – the NSA, who literally say, ‘We want to collect all private information, pool it, store it, sort it, index it, and exploit it.’ Whereas Google says, ‘We want to collect all private information, pool it, store it, sort it, and sell those profiles to advertisers.’ Really, they’re almost identical.”

He said, “Every time you go to a party and take a picture and post that picture to Facebook, you’re being a rat. You’re being a narc.”

Assange now wears a beard. It fuzzed as the feed wavered.

“People who use Google are the product,” he said.


The ultimate goal of the NSA is total population control | Antony Loewenstein | Comment is free | theguardian.com

The ultimate goal of the NSA is total population control | Antony Loewenstein | Comment is free | theguardian.com.

At least 80% of all audio calls, not just metadata, are recorded and stored in the US, says whistleblower William Binney – that’s a ‘totalitarian mentality’

William Binney testifies before a German inquiry into surveillance.
William Binney testifies before a German inquiry into surveillance. Photograph: Getty Images

William Binney is one of the highest-level whistleblowers to ever emerge from the NSA. He was a leading code-breaker against the Soviet Union during the Cold War but resigned soon after September 11, disgusted by Washington’s move towards mass surveillance.

On 5 July he spoke at a conference in London organised by the Centre for Investigative Journalism and revealed the extent of the surveillance programs unleashed by the Bush and Obama administrations.

“At least 80% of fibre-optic cables globally go via the US”, Binney said. “This is no accident and allows the US to view all communication coming in. At least 80% of all audio calls, not just metadata, are recorded and stored in the US. The NSA lies about what it stores.”

The NSA will soon be able to collect 966 exabytes a year, the total of internet traffic annually. Former Google head Eric Schmidt once arguedthat the entire amount of knowledge from the beginning of humankind until 2003 amount to only five exabytes.

Binney, who featured in a 2012 short film by Oscar-nominated US film-maker Laura Poitras, described a future where surveillance is ubiquitous and government intrusion unlimited.

“The ultimate goal of the NSA is total population control”, Binney said, “but I’m a little optimistic with some recent Supreme Court decisions, such as law enforcement mostly now needing a warrant before searching a smartphone.”


How WikiLeaks opened our eyes to the illusion of freedom | Slavoj Žižek | Comment is free | The Guardian

How WikiLeaks opened our eyes to the illusion of freedom | Slavoj Žižek | Comment is free | The Guardian.

Julian Assange, who went into exile in the Ecuadorean embassy two years ago, has blown apart the myth of western liberty

 

 

REUTERS NEWS PICTURES - IMAGES OF THE YEAR 2012

WikiLeaks founder Julian Assange speaks to the media outside the Ecuador embassy in west London in August 2012. Photograph: Olivia Harris/Reuters

 

We remember anniversaries that mark the important events of our era: September 11 (not only the 2001 Twin Towers attack, but also the 1973 military coup against Allende in Chile), D-day, etc. Maybe another date should be added to this list: 19 June.

Most of us like to take a stroll during the day to get a breath of fresh air. There must be a good reason for those who cannot do it – maybe they have a job that prevents it (miners, submariners), or a strange illness that makes exposure to sunlight a deadly danger. Even prisoners get their daily hour’s walk in fresh air.

Today, 19 June, marks two years since Julian Assange was deprived of this right: he is permanently confined to the apartment that houses the Ecuadorian embassy in London. Were he to step out of the apartment, he would be arrested immediately. What did Assange do to deserve this? In a way, one can understand the authorities: Assange and his whistleblowing colleagues are often accused of being traitors, but they are something much worse (in the eyes of the authorities).

Assange designated himself a “spy for the people”. “Spying for the people” is not a simple betrayal (which would instead mean acting as a double agent, selling our secrets to the enemy); it is something much more radical. It undermines the very principle of spying, the principle of secrecy, since its goal is to make secrets public. People who help WikiLeaks are no longer whistleblowers who denounce the illegal practices of private companies (banks, and tobacco and oil companies) to the public authorities; they denounce to the wider public these public authorities themselves.

We didn’t really learn anything from WikiLeaks we didn’t already presume to be true – but it is one thing to know it in general and another to get concrete data. It is a little bit like knowing that one’s sexual partner is playing around. One can accept the abstract knowledge of it, but pain arises when one learns the steamy details, when one gets pictures of what they were doing.

When confronted with such facts, should every decent US citizen not feel deeply ashamed? Until now, the attitude of the average citizen was hypocritical disavowal: we preferred to ignore the dirty job done by secret agencies. From now on, we can’t pretend we don’t know.


In defence of Julian Assange | Books | The Guardian

In defence of Julian Assange | Books | The Guardian.

Julian Assange’s publisher writes about his experience of working with the much-criticised WikiLeaks founder

 

  • The Guardian,

 

Julian Assange at the Ecuadorian embassy

‘Trapped’: Julian Assange at the Ecuadorian embassy. Photograph: Gian Paul Lozza

 

A great deal has been written recently about the frustrations of publishing a book with Julian Assange, mainly in a widely discussed, marathon article for the London Review of Books by Andrew O’Hagan. O’Hagan relates his experiences when working as a ghostwriter on an autobiography of the WikiLeaks leader that ended up being published in opposition to its subject’s wishes. I’m the co-publisher of Assange’s most recent book (Cypherpunks: Freedom and the Future of the Internet) and I, too, have found the experience frequently exasperating.

Let me give an illustration. It’s June of last year and I’m at a party in New York when a friendly, youngish man with a beard and a beer engages me in conversation. He tells me he is a journalist on one of the city’s listings magazines and asks what I do for a job. I reply that I’m a publisher and he asks whose books I’m working on. I pick the one writer of whom I’m pretty certain he will have heard. “Well,” I say, shouting to make myself heard above the music, “I’ve just published Julian Assange.” The young man’s demeanour changes abruptly and he fixes me with a sneer. “Assange,” he echoes, “he’s a bit of a cunt isn’t he?”

I’ve become wearily accustomed to this over my time working with Assange: the vituperation heaped on my author, the scorn directed at me for giving him a platform. I know the general script that will follow. And, sure enough, here it so often comes, as if read from the page: “I mean, he’s a weirdo isn’t he? That massive ego. And the sex offences in Sweden.”


Ciberactivismo, nueva forma de protesta social | SurySur

Ciberactivismo, nueva forma de protesta social | SurySur.

dic42013

CIENCIA Y TECNOLOGÍA • CULTURA

Ciberactivismo, nueva forma de protesta social

ciberactivismo1

El 15 de noviembre de 2013 el intruso informático (“hacker”) Jeremy Hammond, vinculado con Anonymous, fue sentenciado a 10 años de prisión más 3 años de libertad supervisada, por realizar ataques cibernéticos a varias agencias gubernamentales y corporaciones, en particular a “Strategic Forcasting Inc.”, más conocida por “Stratfor”, compañía privada de inteligencia global.

Hammond transfirió correos electrónicos de Stratfor al grupo anti-secretos WikiLeaks. Los documentos publicados hasta ahora se relacionan con clientes como Goldman Sachs y Coca-Cola. Su ciberactivismo fue motivado por la preocupación ante el creciente papel que desempeñan firmas privadas en la obtención de inteligencia tanto dentro de Estados Unidos como en el exterior. “Como resultado del ciberataque a Stratfor –declaró Hammond en la corte- se conocen ahora algunos de los peligros de la industria de inteligencia privada”.

Hammond, con el pseudónimo de “Anarchaos” sustrajo, en uno de sus ataques a Stratfor, 200 gigabytes de información confidencial y puso fuera de servicio a sus computadoras durante seis semanas. Sarah Kinster, abogada de Hammond, alegó que nada de lo hecho por éste tenía por objetivo ganancias personales y sus acciones no eran otra cosa que una nueva forma de protesta.

Estados Unidos es el país de los secretos de Estado. Cada año clasifica cantidades colosales de información. Cada documento secreto que se relaciona con un trabajo sucio realizado por la CIA, el FBI u otra agencia gubernamental, genera nuevos documentos secretos que se refieren a las acciones posteriores imprescindibles para ocultar la acción ilegal primaria, del mismo modo que una persona mentirosa está obligada a seguir mintiendo para evitar que descubran sus patrañas.

El hecho de que nunca antes la dirección política de Estados Unidos se comportó de manera tan alejada de la ética, tanto en la esfera nacional como en la internacional, y nunca, por tanto, se vio en mayor necesidad de ocultar tanta información a sus ciudadanos, da origen a una nueva forma de protesta social, la de poner en conocimiento de la población lo que se mantiene secreto no porque tenga valor alguno para la seguridad nacional sino porque, de conocerse, se pondrían al descubierto las manipulaciones y mentiras de la administración.

Esta forma de lucha comenzó a cobrar importancia en la década de 1970. En los años recientes, al invadir el ciberespacio, plantea nuevos problemas filosóficos y éticos no resueltos totalmente, al tiempo que se muestra como un campo de acción de inconmensurables posibilidades. El ciberactivismo, que posee entre sus armas el ciberataque (“hack”), aunque yo prefiero el término ciberinfiltración, puede ser una herramienta formidable en el contrapunteo entre el secreto y la transparencia, para inclinar la balanza hacia esta última. Tirios y troyanos, por supuesto, pueden utilizar a su favor el intrusismo electrónico, pero la vulnerabilidad está de parte del que más y peores secretos necesite ocultar, lo cual coloca al imperio en situación extremadamente desventajosa.


Assange y Calle 13: "Nacimos sin hablar pero vamos a morir diciendo" – Público.es

Assange y Calle 13: “Nacimos sin hablar pero vamos a morir diciendo” – Público.es.

El fundador de WikiLeaks graba un vídeo con el conocido grupo puertoriqueño en el que critica la manipulación informativa y anima a los ciudadanos a abrir los ojos y rechazar la visión distorsionada de la realidad que les transmiten los distintos poderes

PÚBLICO Madrid 13/11/2013 13:16 Actualizado: 13/11/2013 14:43

Residente (izq), junto al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, reunidos hoy, jueves 13 de junio de 2013, en Londres. EFE.

Residente (izq), junto al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, reunidos hoy, jueves 13 de junio de 2013, en Londres. EFE.

Uno puertorriqueño. El otro australiano. Uno es un conocido cantante que ha pasado del reggaeton más sucio a escribir potentes canciones de protesta. El otro, el fundador de WikiLeaks: el hombre que destapó miles de informaciones que EEUU quería mantener ocultas, motivo por el que sigue recluido en la Embajada de Ecuador en Londres.

A simple vista, René Pérez (Residente) de Calle 13 y Julian Assange no parecen tener mucho en común. Por eso ha sorprendido su asociación para elaborar el tema Multi_viral, que se estrena este miércoles (13-11-13), un himno contra la manipulación informativa y el poder restrictor. Un llamamiento a la lucha ciudadana (pacífica) y a rechazar las versiones contaminadas de la realidad que constantemente los diferentes poderes inoculan a los ciudadanos según sus autores: “Una noticia mal contada es un atraco a mano armada”, asegura su letra.


Secret Trans-Pacific Partnership Agreement TPP

Secret Trans-Pacific Partnership Agreement TPP.

 

Today, 13 November 2013, WikiLeaks released the secret negotiated draft text for the entire TPP (Trans-Pacific Partnership) Intellectual Property Rights Chapter. The TPP is the largest-ever economic treaty, encompassing nations representing more than 40 per cent of the world’s GDP. The WikiLeaks release of the text comes ahead of the decisive TPP Chief Negotiators summit in Salt Lake City, Utah, on 19-24 November 2013. The chapter published by WikiLeaks is perhaps the most controversial chapter of the TPP due to its wide-ranging effects on medicines, publishers, internet services, civil liberties and biological patents. Significantly, the released text includes the negotiation positions and disagreements between all 12 prospective member states.

The TPP is the forerunner to the equally secret US-EU pact TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership), for which President Obama initiated US-EU negotiations in January 2013. Together, the TPP and TTIP will cover more than 60 per cent of global GDP. Read full press release here

 

Download the full secret TPP treaty IP chapter as a PDF here

WikiLeaks Release of Secret Trans-Pacific Partnership Agreement (TPP)

Advanced Intellectual Property Chapter for All 12 Nations with Negotiating Positions (August 30 2013 consolidated bracketed negotiating text)

Go to start of documentShow table of contents


WikiLeaks posts The Fifth Estate script and labels film 'irresponsible' | Film | The Guardian

WikiLeaks posts The Fifth Estate script and labels film ‘irresponsible’ | Film | The Guardian.

Alongside ‘mature’ screenplay for Bill Condon’s film, starring Benedict Cumberbatch as Julian Assange, WikiLeaks has posted a lengthy essay seeking to undermine its accuracy

Link to video: The Fifth Estate trailer: watch Benedict Cumberbatch as Julian Assange in the Wikileaks thriller

WikiLeaks has posted what it claims is a “mature” version of the screenplay for Julian Assange film The Fifth Estate, accompanied by a memo which labels the film “irresponsible, counterproductive and harmful”.

  1. The Fifth Estate
  2. Production year: 2013
  3. Directors: Bill Condon
  4. Cast: Benedict Cumberbatch, Daniel Bruhl, Laura Linney, Peter Capaldi
  5. More on this film

The site describes Bill Condon’s drama, which stars Benedict Cumberbatch as Assange, as “a work of fiction masquerading as fact”, adding: “Most of the events depicted never happened, or the people shown were not involved in them.”

WikiLeaks’ 4,000-word missive also determines to pick apart what it claims is the film’s central argument: that the site’s release of classified US State Department documents in 2010 exposed and potentially endangered more than 2,000 informants worldwide. The role of Daniel Domscheit-Berg, which the film suggests was once Assange’s right-hand man, is downplayed, and the memo seeks to lampoon suggestions that the site’s founder dyes his hair white.

After posting the leaked script, WikiLeaks tweeted: “As WikiLeaks was never consulted about the Dreamworks/Disney film on us, we’ve given our advice for free: It’s bad.”