Rebelion. La pantalla de la libertad

Las redes sociales, libertad vigilada para los usuarios y filón temporal para quienes las explotan comercialmente, que han pasado ser confesionarios abiertos en los que da cuenta de pecados y virtudes individuales con la ingenua pretensión de salir del anonimato de las masas, se han convertido en cárceles de las ideas, cuando, curiosamente, se ofrecen como plataforma de libertad para expresar opiniones. En un plano general, permiten confinar el instinto social de los individuos al plano del entretenimiento, desviándolo hacia el espectáculo para hacerlo inofensivo. Políticamente, sirven de instrumentos de control para que se explaye en libertad el instinto político en un marco contenido.

Fuente: Rebelion. La pantalla de la libertad

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.